31 FANCINE: Festival de Cine Fantástico Universidad de Málaga. Gala Inaugural, Largometraje 'Silent Night'

 




10/11/2021

'Consagramos el 31 Fancine al progreso, al conocimiento y a los hallazgos que nos han permitido estar hoy aquí. Al método científico, y como no, a las personas que se dedican a ello. Les debemos literalmente la vida' (Tecla Lumbreras, vicerrectora de Cultura de la UMA)

Terminó la espera, tras un 30 aniversario memorable, celebrado contra viento y marea, casi en familia de forma muy atípica, pero igualmente celebrado, volvemos al lugar de los hechos 365 días después, con un Fancine que suma un año más, entrando en cierta edad madura con un lema muy adecuado, ese que dice que estamos ante un Festival de calidad científicamente probada, por mucho que 'Aquí haya gato encerrado', o que gritemos aquello de 'Newton, tenemos un problema', mientras la idea de que 'La ciencia nos acompañe', culmina un grupo de hashtags certeros y precisos, muy en la linea de calidad que ya, desde hace algunos años, encontramos en tan particular y deseado encuentro cinéfilo con el mejor terror y la mejor fantasía.

No se puede pasar por alto, el agradecer a la organización, capitaneados por las figuras de Tamara y Rocío, la entrega y dedicación con los medios y aficionados, no olvidemos que estamos ante un festival que es toda una rara avis, - el único organizado por una Universidad Pública en toda Europa - la buena onda y la conexión con el respetable hace sentir a cualquiera como en casa, y convierten al Fancine en una gran familia, de la que se puede estar muy orgulloso de forma parte.

Tras colgar el cartel de no hay billetes, muestra de la evidente recuperación tras superar lo peor de la pandemia, abrió fuego la 31 edición de un Fancine, que hace tiempo ya que dejó de ser adolescente, camino de una madurez consolidada a golpe de talento, lo que convertido al festival en un referente cultural de Málaga, con un alcance internacional constatado desde hace ya algunos años, y que le sitúan sin exagerar, a la altura de los mejores eventos de similares características.

Nuevamente, ese majestuoso testigo mudo que es el Cine Albéniz, localizado en pleno corazón de la capital, se prepara para ocho días de vorágine, como epicentro de un festival que mantiene sus sedes habituales, como el Rectorado de la UMA, con sus pases gratuitos hasta completar aforo, o el Contenedor Cultural, pero este año añade cuatro proyecciones, a través de una colaboración con el autocine, recién inaugurado en la zona industrial de Intelhorce, donde se podrá ver 'Titane', de Julia Ducournau, la última ganadora de la prestigiosa Palma de Oro en el Festival de Cannes.

No faltaran a la cita, como viene siendo habitual, los cortometrajes, piedra angular de todo festival de estas características que se precie, y que en Fancine son siempre un referente de máxima calidad', junto a la implacable Horror Zone, la Ánima Zone, el Fantástico en Familia, la Sección Informativa, el Fanzriller, y como no, los Largometrajes a Concurso, con más de un título muy deseado, que seguro, harán las delicias de los mejores aficionados a los diferentes géneros y estilos.

Por primera vez entra en competición un film de animación, 'Belle' de Mamoru Hosoda, y concurren tres películas nacionales, 'La Hija', de Manuel Martín Cuenca, 'Visitante' el debut de Alberto Evangenlio, y 'Veneciafrenia', del gran Álex de la Iglesia, la mayor cuota de participación de títulos patrios de la historia del festival, que competirán por los 9.000 euros del premio a la mejor película, con directores de la talla de Ben Wheatly o Zhang Yimou, entre otros.

De la Gala Inaugural, destacar la energía y el buen hacer del actor y humorista Jose Corbacho, como maestro de ceremonias, bajo el disfraz de estricto profesor de física cuántica, con algún momento brillante, como la crítica a Mediaset, y una química especial con la entrañable Tecla Lumbreras, a la que incluso se permitió llamar erróneamente Petra, justo antes de salir abrazados de la Sala 1 del cine Albéniz.

Para terminar, la promesa acostumbrada, la de iros informando a lo largo de estos ocho días de pasión fancinera, en los que como siempre, intentaremos abarcar, en la medida de los posible, las ofertas que consideramos de mayor interés, mientras os recomendamos que estéis atentos a la enorme oferta de actividades paralelas, y encuentros especiales que se irán sucediendo en estos próximos días.

Motores arrancados y en óptimo funcionamiento, el Gatete de Schrödinger nos guía, somos Fusion-Freak, con F de Fancine.


CONTACTO: prensa@fancine.org

TWITTER: @fancineMalaga

FACEBOOK: @fancinemalaga

INSTAGRAM: @fancinemalaga







- Largometraje Inaugural:

SILENT NIGHT

El cine navideño siempre ha sido un asunto familiar, y por tanto su carácter tiende a lo entrañable, sobran títulos de paz y amor lacrimógenos, que incluso en los clásicos, muestra superpoblación de productos manufacturados, que bien parecen capturar ese famoso espíritu de la cordialidad, expuesto más como un artículo de saldo para tan señaladas fechas, claramente dominadas por el consumismo.

Con la sana intención de alterar un poco las normas navideñas, el debut en la dirección de Camille Griffin, a partir de su propio guión original, premiado en el reciente Festival de Sitges, plantea una historia que tarda un muy poco en mostrar sus cartas, con la clásica reunión de viejos amigos, prestos a celebrar la navidad en pleno Apocalipsis, funciona como preámbulo perfecto, para forzar la búsqueda de esa comedia negra tan del gusto del cine británico.

El escenario único, unido a las características del film, exige un esfuerzo notable a un grupo de actores, de entre los que destaca Keira Knightley, reina de corazones del cine British, y Roman Griffin Davis, hijo de la realizadora, al que felizmente conocimos en 'Jojo Rabbit' (2019), y que confirma su enorme talento como intérprete, rodeado de un grupo más bien adulto, en el que buenos secundarios como Matthew Goode o Annabelle Wallis, completan un reparto bastante implicado.

Un film modesto, independiente, cuyo mayor virtud es fluir libre, pese a algún desajuste, pero con la idea clara de no aburrir, siendo incluso grosero en muchas de sus expresiones, y cuyo punto fuerte son los diálogos, expresados en las diferentes interacciones entre los personajes, conjugados con buena química y un sentido del humor a veces algo memo, otras más contundente, pero finalmente estimulante, gracias en parte al sentido tenso que genera su carácter trágico.

A medida que la historia se va desmadejando, la realizadora diserta hábilmente, en plena era pandémica, sobre la más que posible catástrofe ecológica a la que estamos abocando al planeta, lo hace sin adoctrinar, planteando temas tan de actualidad como el negacionismo de un modo comprensible y cercano, desde el fondo amable que ha construido al calor de ese escenario único.

Finalmente, 'Silent Night' se viste de grinch, para construir una curiosa fábula apocalíptica, entre villancicos clásicos reconocibles, que actúan como irónico motor musical entre las diferentes fases, y huyendo acertadamente de los tópicos navideños, la realizadora Camille Griffin ejecuta una opera prima prometedora, que aun alejada de lo memorable, se las arregla para mantener el interés, y también porque seamos serios, habría que estar loco para no querer pasar con Keira Knightley, la última noche de la humanidad.








Publicar un comentario

0 Comentarios