LA PERSONA TRAS LA VOZ: GRACIELA MOLINA

 


    Este mes viajamos a Barcelona para conocer a una actriz que lleva toda una vida dedicada al doblaje. Ella es Graciela Molina. Hija de Matías Molina y hermana de Juana Molina. Ella continúa con la estirpe del doblaje. Se inició muy pequeñita en este mundo, pero lo hizo por la puerta grande. “El muñeco diabólico”. “Willlow” o “Cinema Paradiso” son algunos de sus primeros trabajos.

    Actriz de doblaje, directora, actriz teatral… no parece que haya nada capaz de frenar sus inquietudes y su talento. Desde luego son innumerables los papeles icónicos que ha interpretado dejando claro que está a la altura de su fama. La cual, por cierto, asume desde una profunda modestia y respeto por la profesión. 

    Ha sido un placer haber tenido la oportunidad de hablar con ella. Nos ha contestado a algunas preguntas para que podáis conocer un poquito mejor, tanto su trayectoria como a ella misma.


    NOSOLOFREAK: Tras un par de trabajos haciendo voces de fondo, recursos, etc, debutaste en la gran pantalla poniendo voz a Ranon Ufgood, el hijo de Willow en la película del mismo nombre. ¿Qué significó para ti esta oportunidad de trabajar en lo que te apasionaba?

      GRACIELA: Yo era muy pequeñita y no sabía valorarlo como debía. Entonces, para mí, que había visto a mi padre dirigiendo doblaje y que ya había hecho alguna cosa con él… era un juego. Era algo divertido. No lo valoré como una trayectoria, Y ahora mismo, con el paso de los años, lo veo diferente. Haber participado en esa, como en tantas películas fue maravilloso.

 


NOSOLOFREAK: Tu padre Matías  y tu hermana Juana eran director y actriz de doblaje respectivamente. ¿Qué aprendiste de tu familia a nivel profesional? ¿Te dieron algún consejo valioso que siempre guardas contigo?

GRACIELA: Mi padre me enseñó, sobre todo, el gran valor de la humildad. El no dejar de ser yo y estar siempre con la cabeza levantada. Que no puedes gustar a todo el mundo… eso me lo enseñó mi hermana. Las críticas buenas y las críticas malas. A quien le gustarás mucho y a quien no le gustarás nada porque esta profesión es como la vida misma. Hay a quien le caes bien y a quien le caes mal. Hay quien apreciara más o menos tu trabajo. Y que todo es un aprendizaje. Las críticas malas te sirven para aprender y las buenas, por supuesto que también.

 


NOSOLOFREAK: En tu interpretación de Nala en “El Rey León” o en “Quédate a mi lado” pudiste trabajar codo con codo con María Luisa Solá. ¿Qué se siente al compartir atril y aprender de profesionales con tanta experiencia?

GRACIELA: Todo maravilloso. Además, tengo recuerdos de la película en los que nos pusimos a llorar las dos juntas, porque tiene momentos muy tristes y nos metimos mucho en los personajes, sobre todo ella, claro. Siento admiración total. Yo era como una esponja. Absorbiendo absolutamente todo de ella y de estos maestros.

 


NOSOLOFREAK: En “Atrápame si puedes” interpretas a Brenda Strong, una enfermera que lleva ortodoncia y tiene una forma peculiar de hablar. ¿Qué trucos empleáis a la hora de afrontar estas dificultades?

GRACIELA: En esa película en concreto, el director me hizo ponerme el dedo encima de los dientes. Pero se emplean chicles, o cáscaras de limón… pero en este caso en concreto pusimos un dedo. Era la primera vez que hacía algo así y me resultó curioso.

 


NOSOLOFREAK: En numerosas ocasiones te hemos podido escuchar afirmar que tu trabajo en “El diario de Noa” es tu favorito. ¿Por qué es tan importante para ti?

GRACIELA: Con la perspectiva del tiempo yo creo que es como los novios, que todos son en cada momento el hombre de tu vida, no existe uno en concreto, sino que en cada etapa que estás es uno. Esa época fue muy bonita para mí y esa película la recuerdo con cariño porque la viví mucho, me gustó. En las escenas finales, la gente del estudio vino y se sentó en la sala a ver cómo la hacíamos. Se involucró muchísima gente y lo viví como algo muy emocionante.

 


NOSOLOFREAK: Pusiste voz a Ariel en el redoblaje de “La Sirenita” para DVD. ¿Cómo viviste la experiencia de poner voz a un personaje al que ya conocíamos con el doblaje latino?

GRACIELA: Feliz. Yo había visto un millón de veces “La Sirenita”, me sabía el texto. Cuando me dijeron de hacer la prueba yo pensé que no me iban a coger, pero ya me hacía ilusión. Y cuando me llamaron influían muchas cosas. Que tenía que ir a hacerlo a Madrid. No era como ahora que está el AVE. Cogí el puente aéreo. Fui sola. Me fueron a recoger allí, era todo como un sueño. Me presentaron al director y también a los clientes que yo no los conocía. La noche en el hotel allí en Madrid… todo muy emocionante. Y sobre todo el hecho de que iba por delante y casi no tenía que mirar el texto. Simplemente tenía que vigilar porque se me iba el acento y tenía que corregirlo mentalmente. Pero fue súper bonito. Ese día me creía la Sirenita.

 


NOSOLOFREK: Bean en la serie “(Des)Encanto” es un personaje salvaje, soez y con bastantes matices muy variables. ¿Cómo afrontas cada reto que te plantea el guion?

GRACIELA: Yo salgo destrozada de cada convocatoria de la serie. Realmente lo doy todo. Cuando yo fui a hacer la prueba para este personaje ya se había hecho una tanda de pruebas en la que no fui seleccionada. Fui a la segunda y cuando escuché el original no había animación. Me enseñaron un dibujo en papel y me la describieron. Muy vulgar, muy basta, no tiene filtros. Yo me rio muchísimo con Bean. Me encanta el personaje pero salgo destrozada. Si lo hago por la mañana y estoy toda la mañana con Bean, yo esa tarde no soy persona. Es que no para de hacer cosas, de hacer cambios de ritmo. Que si está borracha, ahora va lenta, ahora grita, o va muy deprisa. Artísticamente es genial, me lo paso bomba y salgo cansada pero me encanta.

 


NOSOLOFREK: El doblaje de anime tiene la dificultad añadida del idioma original. ¿Trabajáis sobre el original en japonés o grabáis desde cero guiándoos tan solo por el libreto?

GRACIELA: En japonés, sí señor. Con el acento de ellos. Yo lo encuentro dificilísimo. Es muy difícil de doblar. Al menos para mí. Me cuesta mucho y como tampoco conoces el ritmo de la frase, no te es familiar y es como una aventura.

 


NOSOLOFREAK: Además de tu faceta como actriz, también te has puesto a los mandos en la dirección. ¿Cómo ha sido esta experiencia de dirigir a compañeros de la talla de María Luisa Solá o Luis Posada entre otros?

GRACIELA: Sí, yo compagino la dirección con el doblaje. Al principio, las primeras películas me costaba mucho porque ¿Qué le puedes aportar tú a grandes maestros que lo saben todo? Pero todos somos muy humildes. En este caso te puedes encontrar a quién le cueste más o menos aceptar determinadas cosas. Sobre todo porque es más complicado para ellos ya que me han visto crecer y de repente… que esa niña que jugaba con una pistola de agua hace 15 años les esté diciendo: ¡Vamos a repetir! para ellos es más chocante incluso que para mí. En mi caso siempre tengo mucho tacto. Pero lo que les puedo decir es muy poco a todos ellos. Para mí es maravilloso poder trabajar con ellos porque sigo aprendiendo y me están enseñando estando ahí en el atril y yo dirigiendo. Y lo fácil que te lo ponen. Me lo ponían fácil de pequeña y me lo ponen fácil ahora.


 

NOSOLOFREAK: Desde hace unos meses te hemos podido ver sobre los escenarios junto a Lola Oria y Carla Torres Danés con el espectáculo “Las Bellacas”. La obra ha tenido un gran éxito y habéis ampliado fechas y representado en varias salas. ¿Qué te llevó a querer participar en este proyecto junto a ellas?

GRACIELA: Siempre tengo ganas de aprender y era algo que tenía que experimentar porque yo no había hecho teatro. Carla y Lola sí. Un día  hablando surgió el tema. Carla había escrito varias obras y había hablado con Lola de escribir una cosita. Yo les había comentado que si surgía algo a mí me gustaría participar. De repente surgió durante el confinamiento. A Carla se le ocurrió una maravillosa idea que es “Las Bellacas” y nos pusimos en contacto las tres. Así empezó y ha sido increíble. Ahora volvemos con una nueva temporada en el mes de octubre.

 


NOSOLOFREAK: Son muchos los personajes icónicos a los que has puesto voz. Mary Jane en la trilogía de “Spiderman”, Cindy Campbell en “Scary Movie”, Padme Naberrie en “Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma” o Victoria Everglot en “La Novia cadáver” son solo algunos ejemplos. Sin tener en cuenta el personaje de “El diario de Noa”, ¿Cuál es el personaje con el que más has disfrutado?

GRACIELA: Es que yo me quedo con un poquito de todos. Es muy difícil esta pregunta. No puedo escoger. Es que me gustan todos, les tengo muchísimo cariño y no puedo deciros uno en concreto. Me los llevo a todos.

 


NOSOLOFREAK: Recientemente hemos podido disfrutar de la serie “Que pasaría si” de MARVEL. En el primer episodio nos encontramos a la Capitana Carter. Sin spoilers, es una variación bastante curiosa en la que vemos una capitana Carter muy cambiada y un tanto salvaje. ¿Cómo fue el proceso de doblaje y los cambios que sufrió este personaje al que ya estabas habituada?

GRACIELA: A mí me sorprendió tanto como a vosotros. Todos teníamos la visión de la Capitana Carter, que ya tenía carácter. En este caso cambia el rol porque sigue siendo la chica con carácter y dulce pero que físicamente cambia. Y bueno, la hice más dura, pero evidentemente yo sigo siendo quien soy. O sea, no uso ningún filtro grave ni hicimos ninguna cosa exagerada porque lo que más le cambiaba era el cuerpo. La idea era que se hacía fuerte y que tenía más gestos de pelea y estas cosas. Sí que forzamos la voz a hacerla un poco más dura pero no salimos del patrón de lo que es Capitana Carter. Así se me dijo y además, así estaba en inglés. Nosotros seguimos siempre la versión original.

 

Esperamos que os haya resultado tan interesante como a nosotros la entrevista y que os haya acercado a LA PERSONA TRAS LA VOZ.


Publicar un comentario

0 Comentarios