Hasta el Horizonte: Una limitada aunque entretenida cinta que te mantendrá en tensión durante sus 90 minutos



Muchas veces no hace falta tener un gran presupuesto ni los mejores efectos especiales para hacer de una cinta algo entretenido y cumplidor, y más su hablamos de e
 una película que se estrena directamente en plataformas como es el caso de Hasta el Horizonte. Os contamos que nos ha parecido lo nuevo de los creadores de Calle Cloverfield 10 e Infierno Azul.

En Hasta el Horizonte, tiempo después de su ruptura, Sara (Allison Williams) y Jackson (Alexander Dreymon) se reencuentran unos días antes de la boda de un amigo en común que se casa en una isla remota. Juntos atraviesan el océano camino a la boda, pero cuando el piloto de la avioneta sufre un ataque al corazón, ellos deberán hacer lo imposible para mantener la avioneta en el aire. Lo que se suponía debía ser un vuelo rutinario e informal, acaba convirtiéndose en su peor pesadilla. Sin piloto, ni comunicación y sin saber cómo aterrizar el avión, Sara y Jackson solo ven millas de océano y cielo en todas direcciones, y una terrible tormenta que está a punto de envolverlos. Tendrán una sola oportunidad para intentar salvarse, o no habrá vuelta atrás.

Aunque con un comienzo algo dubitativo al que le sobra metraje, algo irremediable si queremos que la segunda parte de la cinta funcione, Mikael Marcimain, su director, intenta torear con esa primera parte de la cinta para que el público no se desconecte, sabiendo que lo mejor está por llegar, y bueno, consiguiendolo a duras penas con unas decentes actuaciones y una buena fotografía de Islas Mauricios, a la que la falta cierta química entre sus protagonista.


Los momentos de supervivencia y acción de la segunda parte de la cinta son lo mejor de Hasta el Horizonte, a pesar de que se podría haber sacado algo más de punta al asunto, consiguen transmitirte angustia y un desasosiego ideal para el calor de las noches de verano. No es que estemos ante una cinta notable, pero si bastante entretenido con un buen desarrollo y sobre todo, presumiblemente original. Un título que olvidaremos pronto pero que no aspira más que a disfrutar al espectador de unos buenos momentos de tensión




Publicar un comentario

0 Comentarios