La Persona Tras la Voz: Lorenzo Beteta

Este mes nos vamos a la Escuela de Doblaje de Madrid para entrevistar a Lorenzo Beteta. Uno de los actores y directores más prolíficos de la capital. Desde muy joven descubrió el mundo de la voz y se fue formando hasta lograr su sueño.

Hoy en día dirige junto A Silvia Sarmentera EDM y trata de transmitir a sus alumnos los conocimientos que, tanto él como el resto de docentes, han adquirido a lo largo de estos años. Ha puesto voz a personajes tan icónicos como Fox Mulder en “Expediente X”, el Gran Almirante Thrawn en “Star Wars Rebels” o Lord Voldemort en la saga “Harry Potter” entre otros.

Pero la mejor forma de conocer a este gran profesional es de primera mano. Por eso creemos que es mejor que sea él quien nos lo cuente.




NOSOLOFREAK: Con 15 años te pudimos escuchar en tu primer trabajo en la serie de TVE “La luz de los justos”. ¿Cómo fueron tus comienzos en esta profesión?

LORENZO: Mis comienzos fueron súper ilusionantes. Yo estaba haciendo teatro y empecé a hacer doblaje un poco por casualidad. Estaba estudiando vocalización y dicción en una escuela de interpretación y el profesor que daba las clases era director de doblaje y gracias a él conocí el este mundo. Empecé en esta serie, “La luz de los justos”, pero fue también por casualidad porque yo me pasé todo un verano yendo al estudio a ver cómo trabajaban los profesionales. Y un día uno de los directores que necesitaba una voz joven para un soldado de esta serie que era un papel muy cortito, me dijo que después de tres meses allí en sala, viendo como doblaban, pues algo tendría que haber aprendido y me convocó para trabajar al día siguiente. Y ese fue mi inicio en el doblaje y a partir de ahí me fueron conociendo en ese estudio otros directores que me dieron una oportunidad de ir haciendo un take, dos takes, y poquito a poquito se fue corriendo la voz que había un chaval adolescente que no lo hacía mal, que sonaba bien. Y así fue la cosa. Poquito a poquito.

NOSOLOFREAK: Muchos de nuestros lectores asocian tu nombre con un personaje, Fox Mulder de “Expediente X”. Una serie que marcó un hito en la televisión y pasó a convertirse en una serie de culto. ¿Qué significó y que significa Mulder en tu carrera?

LORENZO: La verdad es que significó bastante. La serie Expediente X fue quizá la primera o de las primeras series que pitaron muchísimo y que se convirtieron en un icono de la de la televisión. En España tuvo una repercusión enorme y coincidió con un momento en el que Internet empezaba a crecer mucho y en el que se empezaban a crear foros que hablaban de distintos temas. Y varios de esos foros hablaban de doblaje. Y claro, “Expediente X” tenía que estar ahí porque era la serie puntera en ese momento. Entonces, por un lado a nivel profesional hizo que se me relacionara con un tipo de personajes que provocó que hubiera más oportunidades, que los clientes quisieran contar con ese chico que era la voz de Fox Mulder de “Expediente X” y luego, a otros niveles, empezaron a aparecer un montón de entrevistas, gente interesada por el mundo del doblaje, gente interesada por las voces de Mulder y Scully. Sí, la verdad es que fue bastante importante. Creativos de publicidad querían mi voz también para sus marcas. Realmente fue un antes y un después. Yo trabajaba ya bastante antes de “Expediente X”, pero sí que significó algo bastante importante y un empujón fundamental en mi carrera.

NOSOLOFREAK: Uno de esos personajes míticos por los que también se te reconoce es por Lord Voldemort en la saga “Harry Potter”, aunque con el cambio de dirección en la saga dejamos de escuchar tu voz como el señor oscuro. ¿Cuáles fueron los motivos para este cambio? ¿Fue una decisión de la nueva dirección o fue por motivos personales?

LORENZO: Los motivos fueron que a mí, para interpretar el papel de Lord Voldemort, me eligió Eduardo Gutiérrez, que era el director de la saga hasta ese momento. Entonces el cliente de la productora que llevaba el doblaje, por razones bastante, bastante, bastante personales. Tomó la decisión de que no quería seguir contando con Eduardo Gutiérrez para dirigir. No había motivos profesionales, no había motivos que tuvieran que ver con criterios artísticos para quitarse a Eduardo de en medio y cambiar de director. Yo me enteré de aquello. Me pareció una postura bastante poco profesional y poco ética que, por algo personal, simplemente que no le caía bien o que se lo quería quitar de en medio, cambiar de director. Y tomé la decisión de no seguir haciendo ese papel, porque a fin de cuentas a mí, para hacer el papel de Lord Voldemort, me había elegido Eduardo Gutiérrez y me pareció lo mínimo. Un poco por solidaridad y porque me parecía injusto lo que se había hecho con él decidí no seguir haciendo la voz de Lord Voldemort.


NOSOLOFREAK: La forma de hablar de Lord Voldemort es muy compleja. Arrastra las palabras casi de forma sibilina. ¿Ha sido quizás tu papel más difícil hasta la fecha?

LORENZO: Bueno, he tenido muchos papeles difíciles, afortunadamente. Porque me han enseñado mucho, porque me han hecho muy feliz. Me he divertido mucho haciendo papeles que han supuesto un reto para mí. Lord Voldemort ha sido uno de los difíciles porque hablaba en una tesitura de voz que evidentemente no es la mía. Pero afortunadamente conté con la ayuda y con el interés de Eduardo, que sabía que era un personaje muy complejo, muy difícil, y me facilitó que nos tomáramos todo el tiempo del mundo para trabajar la voz y llevarla al lugar que estaba más cerca de este personaje. Fue un papel difícil. Reconozco que salí sudando, pero bueno, ha habido otros personajes difíciles. Recuerdo una película llamada “Hitler, El reinado del mal”, que me costó muchísimo, muchísimo la interpretación del personaje de Hitler. Recuerdo una miniserie llamada “Doctor Jekyll y Mister Hyde” de la BBC inglesa en la que interpretaba al doctor Jekyll y Mister Hyde. Eran dos personalidades completamente distintas y también me costó muchísimo. No sé, ha habido más personajes que han supuesto un reto importante para mí, pero quizá ahora me acuerde de éstos que han sido si no los más difíciles, de los más complicados para mí.


NOSOLOFREAK: Como director te has tenido que enfrentar a decisiones que no son del agrado de nadie. ¿Cómo viviste el cambio de la voz de Nacho Aldeguer para el personaje de FINN en la nueva trilogía de “Star Wars”?

LORENZO: Pues lo viví de una manera muy desagradable. Porque Nacho Aldeguer había sido elegido por el estudio, por Estados Unidos. Habíamos hecho dos películas ya y habíamos grabado la tercera película. Hubo un cambio en la dirección de la parte de doblaje de Disney España y la persona encargada por parte de Disney de la película. Yo no tuve ningún problema profesional, personal ni artístico con esta persona, pero esta persona tenía un criterio radicalmente distinto al que yo tenía con respecto a Nacho. Y esta persona decidió, habiendo terminado ya el doblaje de la tercera película, a pocos días de enviar la película a mezclar a Londres, que no quería seguir con el doblaje de Nacho Aldeguer y decidió cambiarlo sin contar con mi criterio. Yo me enteré cuando me llamó Nacho y me dijo que le había llamado un compañero de Barcelona al que habían llamado para doblarle. Bueno, a mí, de la misma manera que te cuento en el caso de Lord Voldemort, me pareció una decisión que tenía poco que ver con criterios artísticos y profesionales. Tomé la decisión de dejar, de momento, de trabajar para Disney. Y de hecho, dejé de dirigir una temporada. La verdad es que fue un momento complicado porque algunos de los puntales que sujetan mi creencia en este mundo y en los motivos artísticos que uno tiene que tener para tomar ciertas decisiones se vieron afectados y se me vino un poquito abajo. Y aquello fue un palo, un palo gordo.

NOSOLOFREAK: Dirigir una producción es un trabajo muy amplio. Desde la convocatoria de actores a la traducción, el ajuste o, por supuesto, el montaje final. ¿Cuál ha sido tu mayor reto como director?

LORENZO: La trilogía de Star Wars ha sido uno de los mayores. Ha tenido una complicación enorme por las características específicas del producto. Son películas muy complicadas, con repartos muy amplios, en las que el ojo público va a estar muchísimo más atento que quizá en otras producciones. Y el nivel de exquisitez a la hora de hacer un trabajo lo más perfecto posible es muy alto. Y luego además se junta que ha sido un producto que ha tenido un nivel de secretismo enorme por razones obvias. O sea, no podía salir ninguna información, cosa que se estaba esperando muchísimo y eso hacía que la forma de trabajar fuera en unas condiciones… pues eso, secretas. Y la verdad es que fue bastante complicado, pero también fue un trabajo muy, muy, muy satisfactorio a nivel artístico, a nivel de dirección con los actores y a nivel de empeño por parte de todos, como equipo, de hacer el mejor trabajo posible, dar lo mejor de nosotros para estar al nivel de la película. También en las producciones de Pixar en las que he participado como director “UP”, “Wally”, “Monters University”, “Inside Out”. Todas las producciones de Pixar para mí han supuesto un reto porque son trabajos muy complicados, muy difíciles y que llevan mucho tiempo. El trabajo con niños… Todas esas producciones son muy satisfactorias de hacer, pero también desgastan mucho a nivel psicológico y físico. Son complejas, son muy complejas.


NOSOLOFREAK: Además de la dirección de la nueva trilogía, los aficionados de la Saga de las Galaxias hemos podido disfrutar de tu voz en un personaje tan icónico como el Gran Almirante Thrawn en la serie de animación “Star Wars Rebels”. ¿Cuándo fuiste consciente de la verdadera magnitud de dicho personaje?

LORENZO: Fui consciente cuando la serie y mi personaje estaba ya en emisión y muchísima gente me comentaba cosas respecto a mí, doblando a este personaje, al Almirante Thrawn. Yo la verdad es que no he seguido esta serie. Yo fui elegido por el director, por Miguel Ángel Montero para doblar este personaje y lo doblé con el mismo cariño y con la misma profesionalidad que otros, pero sin pensar realmente que fuera un personaje que fuera a suponer cierta dosis de reconocimiento por parte de mucha gente y la verdad es que cuando ya estaba en emisión fue cuando me empezaron a llegar muchos comentarios respecto al trabajo que había hecho con este personaje. Satisfecho con el trabajo que hice y un poco sorprendido por el eco que tuvo este trabajo.


NOSOLOFREAK: Durante tu extensa carrera has sido testigo de innumerables cambios en la profesión. ¿Qué motivos llevaron a la instauración del doblaje en banda frente al trabajo en sala? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas?

LORENZO: La verdad es que hubo un momento en el que aumentó la complejidad de las mezclas de sonido de las películas, porque ya no se emitía solo en estéreo, en dos pistas, o como anteriormente que se emitía en mono. Estoy hablando de la época en la que ni siquiera existía el video. Pero llega un momento en el que en la televisión, en las películas caseras y no te quiero ni contar ya en cine el doblaje tiene que adaptarse a los tiempos por los nuevos sistemas de sonido “Dolby”, “Dolby Surround”, “Dolby ATMOS”… Unos sistemas que se diseñan para que el ambiente, la atmósfera de sonido sea mucho más compleja y eso exige que las mezclas también sean mucho más complejas y que la parte técnica de esta profesión considere que doblar a los personajes en banda aparte, para ellos, sea mejor a la hora de hacer la mezcla. Tienen cada personaje por separado y pueden jugar con ello mucho mejor para subir un personaje, bajarlo de plano… Poco a poco, la propia complejidad tecnológica va haciendo que se nos solicite que se haga el trabajo en banda aparte. Luego llega la pandemia. Y evidentemente, en sala, tiene que trabajar la menor cantidad de gente posible. Se limita a, el técnico de sonido, el director y el actor. No se hace que en sala haya varios actores por evitar que pueda haber un contagio. ¿Las ventajas de trabajar en banda aparte? Pues bueno, tecnológicamente, sí es verdad que se puede trabajar mucho mejor, se puede hacer una mezcla mucho más limpia, mucho más elaborada si los actores hacemos nuestro personaje en banda aparte. La desventaja principal es que al no tener la respuesta, al no tener la cercanía de alguien que te está contestando o te está preguntando, que te está dando pie en la conversación, es más frío. Es más complicado porque te tienes que imaginar cómo te lo van a decir, y claro, no es lo mismo que alguien te de una réplica y que tú contestes en relación a esa réplica. No es lo mismo hacerlo tú solito y sin tener a quien te diga te quiero y a ver cómo le contestas tú a ese te quiero.


NOSOLOFREAK: En los últimos tiempos se está viviendo una puesta en valor de la profesión por amplios sectores de la población. ¿Qué opinas de esta normalización y de este creciente interés por vuestro trabajo?

LORENZO: Yo parto de la base de que creo que el trabajo de doblaje en sí tiene que ser un trabajo lo más anónimo posible. Es decir, que nuestro trabajo, cuando esté en el cine, en la televisión, está bien hecho cuando pasa desapercibido. Cuando se nota demasiado un doblaje, algo no funciona. De lo que se trata es que nuestro personaje parezca que habla con nuestra voz. Que a nadie le pite y que a nadie le extrañe, que le pegue la voz de ese personaje a esa cara. Partiendo de esa base, sí creo que el que el doblaje se conozca es bueno. Es bueno porque así se desmitifican muchas informaciones que se han dado durante muchos años, en las que se ha dicho que el doblaje es un invento franquista, que trata de censurar, que es una mutilación del original. Bueno, yo creo que el darnos a conocer, primero nos pone en el sitio que nos corresponde, ni mejor ni peor. Creo que hace ver a la gente que es un trabajo que creo que es necesario. Es una herramienta que es útil para muchísimas cosas y el conocer la industria y el conocer a los profesionales es una manera también de obligar y presionar a los propios profesionales a hacer bien su trabajo. O sea, que no pensemos que lo que hacemos lo podemos hacer como queramos sin tener en cuenta la opinión del público. El público importa y el público opina, y eso es muy importante. Yo en ese sentido me alegro de que haya tenido mayor interés en los últimos años el mundo del doblaje.


NOSOLOFREAK: Como director de la “Escuela de Doblaje de Madrid” ves cómo cada día hay personas que quieren hacer de la voz su profesión. ¿Qué cualidades y qué pasos son necesarios para conseguir este objetivo?

LORENZO: Básicamente ser actor. A la escuela llegan personas que no han pasado nunca por el mundo de la interpretación y, evidentemente, lo que nosotros hacemos es obligar, entre comillas quiero decir, dentro del dossier de preparación que tenemos para aquellas personas que se apuntan a la escuela, a trabajar el mundo de la interpretación. El que viene sin ninguna preparación, tiene que trabajar, tiene que prepararse. Aunque no sea de una manera tan compleja, durante varios años en una escuela de arte dramático para ser un actor complejo, sí hacer una preparación básica muy centrada en el mundo del doblaje pero partiendo de los elementos interpretativos y de los elementos artísticos que una persona tiene para ser actor. Eso es lo más importante de todo.

NOSOLOFREAK: La “Escuela de Doblaje de Madrid” es una de las instituciones más prestigiosas dentro del sector. ¿Cómo surgió la creación de esta escuela? ¿Cómo se estructuran los planes de estudio?

LORENZO: La creación de la escuela fue un plan meditado durante mucho tiempo por mi mujer y compañera de profesión, Silvia Sarmentera, y por mí. En muchas conversaciones nos quejábamos mucho de que las escuelas, o por lo menos los alumnos que nos encontrábamos en los estudios y que nos pedían pruebas, veíamos que estaban siendo relativamente preparados de una manera correcta a nivel técnico, pero a nivel interpretativo, como actores, pues en general dejaban bastante que desear y echábamos de menos un poco la época de la escuela de doblaje de Salvador Arias en la que la interpretación era lo más importante y se trabajaba muchísimo. Y esa fue un poco el interruptor que nos hizo pensar en hacer algo que fuera un poco con esa filosofía. Con la filosofía de trabajar partiendo de la base de la interpretación del actor y a partir de ahí centrarlo en el mundo del doblaje. ¿Los planes de estudio? Bueno, nosotros no queremos engañar a nadie. O sea, que no funciona en esto, por la experiencia que tenemos, es venderle a alguien que para ser actor de doblaje se requieren Por ejemplo, tres años de preparación. No es así. Hay gente en la escuela que ha salido muy bien preparada después de un año y hay gente que ha tardado cuatro o cinco años porque cada persona es un mundo y el trabajo con cada persona es distinto. Entonces sí que es verdad que vamos haciendo una exploración de los avances o no avances de cada alumno. Cada cierto tiempo, cada trimestre vamos valorando los avances. Te puedo decir que de la misma forma que cuando vemos que alguien tiene que avanzar de nivel, no esperamos a que cumpla un año sino que en el momento en que vemos que tiene que avanzar, avanza, aunque hayan pasado dos meses. Del mismo modo, cuando hemos visto que hay alumnos que no cumplían o que no veíamos que fueran a avanzar y a conseguir sus objetivos, también hemos hablado con ellos para informarles y decirles que considerábamos que no iban a conseguir nada y que lo tuvieran claro. Porque al final, están invirtiendo su dinero y me parece lo más honesto. Ser sincero con tus alumnos y decirles la verdad, tanto si es para bien como para mal.


NOSOLOFREAK: Tras dos ediciones con un éxito rotundo, los “Premios Irene de Doblaje” se encuentran en un paréntesis debido a la situación social actual y a motivos inherentes a la organización. ¿Podremos volver a disfrutar de estos premios próximamente o aun tendremos que esperar un tiempo?

LORENZO: Nosotros hemos tomado la decisión de esperar a que todo esto pase. Evidentemente, no tiene mucho sentido hacer una gala online como se están haciendo galas de otros premios. Me parece que los premios Irene tienen que ser una reunión abierta y feliz de la profesión de doblaje. Y cuando hablo de la profesión me refiero a todo el sector. A empresas, a actores, a técnicos, a producción, a clientes… Tienen que ser una celebración y desgraciadamente para toda la sociedad el año pasado y éste están viéndose afectados por la pandemia y preferimos que todo esto se calme, que llegue un momento de normalidad y que podamos retomar los premios y hacerlos de la forma que se merecen. Hemos estado muchos años sin premio. Hemos hecho dos ediciones y ahora, el año pasado y éste no hemos tenido premios. Pero bueno, tengo la confianza de que en el próximo año, en el año 2022, pueda retomarse la celebración de los Premios Irene y podamos seguir dando muchas alegrías.

Esperamos que esta entrevista os haya acercado a LA PERSONA TRAS LA VOZ.



Publicar un comentario

0 Comentarios