El Bebé Jefazo: Negocios de familia. Tan innecesaria como aburrida secuela



Sinceramente no entiendo la manía actual de sacar secuelas innecesarias de cintas más o menos correctas y enturbiando un recuerdo mas o menos memorable. Y es que sigo sin entender cómo DreamWorks dio la luz a la secuela de Bebé Jefazo sabiendo que la primera no fue ni mucho menos un pelotazo y que de ahí no iba a salir nada bueno.

Los hermanos Templeton se han convertido en adultos y se han alejado el uno del otro, pero un nuevo jefe bebé con un enfoque de vanguardia está a punto de unirlos nuevamente e inspirar un nuevo negocio familiar.

El Bebé Jefazo: Negocios de Familia es seguramente la secuela de animación más innecesaria de los últimos años, y lo es por varias razones: Ideas repetitivas, demasiado infantil en sus tramas, copia burdamente a otras sagas animadas y, sobre todo, porque la primera entrega tuvo un buen cierre que no era necesario reabir.


Esta secuela es inmensamente aburrida, a lo que no ayuda una duración excesiva y que tampoco es un maravilla en el apartado técnico, donde cumple raspando. El trailer no engañaba y yo ya preveía bostezos generalizados con cierto aroma vetusto. No, por favor, no queremos tercera entrega.

Publicar un comentario

0 Comentarios