Supernormal: Cuando un idea brillante se estropea por los altibajos de su guión



Últimamente Movistar+ no da en el clavo con sus series, y es que partiendo de buenas ideas en sus últimas series, no terminan por cuajar sus nuevos productos por diferentes motivos. La comedia Supernormal ha sido el último ejemplo de ello, y es que la brillante actuación de Miren Ibarguren no consigue salvar un producto con momentos interesantes que se combinan con otros muy previsibles y de baja calidad.

Las líneas que separan el trabajo y todo lo demás no existen: Patricia (Miren Ibarguren) se lleva el trabajo a casa y la familia a la oficina. Es inteligente, divertida, leal, tierna, ambiciosa, e insoportablemente exigente. Su marido Alfonso (Diego Martín), hijos y empleados la adoran y odian a partes iguales. Patricia no conoce límites, pero cuando se los salta y necesita alguien para solventar los problemas, su secretaria Marisol (Gracia Olayo) y su familia serán imprescindibles para apañar soluciones.
Supernormal utiliza aspectos muy interesante de la comedia más actual, rompiendo la cuarta pared en momentos puntuales, algo que resulta muy positivo en el transcurso de las aventuras de esta madre empresaria de tres hijos. Un humor fresco por momentos pero que desgraciadamente se queda en territorio de nadie, entre humor blanco y gamberro, y que no consigue ser del beneplácito del público.


Indudablemente sus  actuaciones son sus mejores puntos positivos, no solo por Ibarguren, sino también por otros miembrls del reparto como Gracia Olayo, María Esteve o Samuel López. Una pena que no sea suficiente para darle notabilidad a esta comedia del montón.

Publicar un comentario

0 Comentarios