Resident Evil: La Tiniebla Infinita. Un entretenido producto secundario de una saga infinita



En unos pocos meses solo hablaremos de Resident Evil, al menos durante algunas semanas, ya que tendremos serie en acción real y un reinicio de la franquicia cinematográfica, además de la última entrega del videojuego que llegó hace algún tiempo. Añadido de todo esto, Netflix ha estrenado esta pasada semana una nueva serie de animación basada en la franquicia que ha llevado el nombre de Resident Evil La Tiniebla Infinita y que os comentamos lo que nos ha parecido.

En 2006, Leon Kennedy tiene que investigar un ataque informático, pero encuentra zombis después de que la Casa Blanca sea víctima de un misterioso ataque. Más adelante conoce a Claire, que está intentando averiguar qué significa un dibujo hecho por un niño refugiado mientras trabaja en otra misión.
León Kennedy y Claire son los dos protagonista de esta miniserie de cuatro episodios de animación que contando con algún que otro aspecto negativo de bulto y con una temática secundaria dentro de la franquicia, sabe reinventarse como un nuevo camino que recorrer en un universo donde todo parecía inventado y dónde la acción, los infectados y una animación más que llamativa son los grandes protagonistas.

Hay que reconocer que Netflix está poniendo empeño en crear un buen universo dentro de la franquicia de Capcom y para ello vuelve a contentar a los fans con un producto muy en formato videojuego, con poca chicha en lo que se refiere a nueva información que sorprenda dentro de la franquicia, pero donde siempre ocurre algo a velocidad ultrarapida.



Un producto sin mucho peso argumental, aunque lo intenta, aunqe todo se suele perder en acción y frenesí, emprendiendo una nueva e interesante senda que investigar.


Publicar un comentario

0 Comentarios