La Última Carta de Amor: Una preciosa doble historia de amor que aunque menor es un producto que se disfruta



Con un reparto extraordinario entre los que destacan Felicity Jones, Callum Turner y Shailene Woodley, Netflix ha estrenado una de esas cintas que seguro triunfan entre el público devorador de dramas románticos y utilizando elementos ya visto en anteriores cintas como Tomates Verdes Fritos o El Diario de Noa, siendo igual de efectivo y convirtiéndose en un producto perfecto para las calurosas noches de verano. Os Contamos que nos ha parecido La Última Carta de Amor.

Ellie Haworth (Felicity Jones) es una ambiciosa periodista que descubre un tesoro de cartas secretas de amor de 1965 y decide resolver el misterio de esta aventura prohibida. A medida que descubre la historia que hay detrás de Jennifer Stirling (Shailene Woodley), la mujer de un acaudalado empresario, y Anthony O’Hare (Callum Turner), el periodista financiero nombrado para cubrir su vida, la historia de amor de la propia Ellie comienza a desarrollarse con la ayuda de un archivista serio y adorable (Nabhaan Rizwan) que la ayuda a localizar más cartas.
Es verdad que la última cinta romántica de Netflix no aporta casi nada al mundillo, pero también hay que decir que cada uno de los elementos que va recogiendo de aquí y allá consiguen crear una muy interesante historia desarrollada en dos momentos históricos diferentes con dos historias paralelas y distantes pero que cuya combinación es resultona.

Tampoco estamos ante una legendaria  historia de amor, es más, se podría decir que es bastante normalita, y que incluso la que se desarrolla en nuestro tiempo tiene más aspectos positivos que la otra, pero las buenas actuaciones, su excelente montaje y su forma de contarnos la historia nos coloca ante una de las cintas más entretenida y románticas del verano.

Publicar un comentario

0 Comentarios