La Octava Noche: Regulero cine coreano más cercano al thriller que al terror



Nos encanta el cine asiático de terror, sobre todo el coreano, japonés y tailandés donde sueles encontrarte productos muy interesantes y sorprendentes. Es verdad que mucha veces también puedes pinchar en hueso y creer que vas a encontrar una cosa cuando en realidad estás ante otra bastante diferente. Hoy os ha traemos de El Octavo Día.
Con un rosario en una mano y un hacha en la otra, un monje que en el pasado fue exorcista, intenta dar caza a un espíritu milenario que está poseyendo a los humanos y desatando el infierno en la Tierra.
Lo primero que hay que dejar claro es que El Octavo Día no es una cinta de acción de terror al uso, y mira que es un batiburrillo poco convincente con elementos del género, pero está claro que estamos más cercano a un thriller con tintes demoníacos que otra cosa, y además demasiado lento en su desarrollo y que puede que al espectador occidental le cueste bastante entrar en la cinta dirigida por Kim Tae Hyung.


Carente de fuerza, la cinta deambula ante un quiero y no puedo durante todo su desarrollo sin saber dónde posicionarse y con un grave problema, lo que se dice transmitir horror, pues transmite más bien poco. Una perdida de tiempo a la que le tenía muchas ganas y ha sido un bluff total.

Publicar un comentario

0 Comentarios