Horario Estelar: Un aburridísimo thriller polaco del que solo nos interesa su final y que acabe cuanto antes



El cine y series polaca se están ganando un su sitio poco a poco en Netflix y claro ejemplo de ello es la nueva cinta estrenada en ñamplataforma que llega, después de su paso por Sundace, Prime Time (Horario Estelar). Una especie de thriller-drama con secuestro televisivo de por medio que a pesar de tener una modesta pero interesante premisa termina por desvanecerse como el barro en el agua, y eso que cuenta con algunas actuaciones más que destacadas.

Nochevieja, 1999. Sebastian es un joven de 20 años que, armado con una pistola, secuestra un estudio de TV y toma dos rehenes: un famoso presentador y un guardia de seguridad. ¿Su plan? Nadie, incluido el propio Sebastian, parece saberlo. La demanda de que se transmita su mensaje, sea cual sea, le es denegada una y otra vez por parte de las fuerzas policías y del jefe de la cadena. A medida que se hace de noche, Sebastian y los rehenes entablan una extraña relación mientras los que están en el escalafón más alto de la pirámide hacen todo lo posible por restablecer el orden.
Sin sustancia, aburrida y carente de interés son alguno de los mejores adjetivos con los que se puede etiquetar a esta Horario Estelar, una cinta centrada a final de los 90 con el poder de la televisión como eje central y una historia que no termina de convencer con unos diálogos que parecen que no van a llevar a ningún lado. Su protagonista, Bartosz Belenia es, sin lugar a duda, lo más positivo del film dirigido por Jakub Piatek.



La cinta solo conseguirá tenerte pegado a ella por la incertidumbre del mensaje que el protagonista quiere transmitir en su secuestro, por lo demás, no deberías perder el tiempo en una insustacial sucesión de acontecimiento tan alejados de la realidad como podría haber sido su resolución en el mundo real.

Publicar un comentario

0 Comentarios