Dinasty Warriors: Un locuron de serie B que solo gustará a los fans de la saga de videojuegos




Desde el año 2017 se está intentando estrenar en cines la adaptación de la saga de videojuegos Dinasty Warriors, finalmente ha sido este año donde ha conseguido llegar a los cines esta cinta china, en el resto del mundo la ha estrenado Netflix, con un gran éxito en recaudación dada los miles de fans que tiene por aquella tierras los fans de dicha saga. Nosotros hemos podido disfrutarla en el salón de encuentra casa, sin ser muy fans, y que queréis que os diga, si huele a basura, sabe a basura y parece basura, pues eso....

La historia se desarrolla a finales de la turbulenta Dinastía Han Oriental. El ambicioso Dong Zhuo controla la corte y la plebe, y héroes de todo el país comienzan a ponerse en pie. Adaptación de un videojuego con el mismo nombre.

Comprendo que los fans de esta saga de videojuegos se muestre complacientes, aunque con reticencias, tras el visionado de Dinasty Warriors. Una cinta de serie B con presupuesto que no se toma en serio en ningún momento como película pero que como adaptación no funciona mal. El resto de los mortales nos topamos con una pelicula exagerada al máximo en cada una de sus facetas para resultarnos una grotesca e hiperbólica desfachatez que a sus diez minutos ya te creará serias dudas sobre su visionado.



Los actores exageran hasta límites insospechados sus actuaciones, la historia es confusa y sin sentido, los combates combinan momentos decentes con otros "Power Rangers" sacados de cualquier cinta de bajo presupuesto y bueno, en fin, no se toma en serio en ningún momento pero si calca la esencia de lo visto en los videojuegos aunque no funcione en formato cinematográfico. Un desastre que si consigue engancharte, puede ser incluso que la disfrutes sino te la tomas en serio.

Publicar un comentario

0 Comentarios