A Todo Tren. Destino Asturias: Una estupidez supina que entretiene con estos calores, sobre todo a los más pequeños



Rodada en tiempo récord, estaba claro que a esta nueva cinta de humor protagonizada y dirigida por Santiago Segura "and familu" no se lo podía exigir mucho y desde luego está bastante lejos de la ya justita saga de Padre no hay más que uno. Y es que A Todo Tren. Destino Asturias está realizada simplemente como diversión veraniega para la familia. Os contamos que nos ha parecido.

Cuando Ricardo, padre responsable volcado en su hijo, decide llevarle a un campamento en Asturias en tren nocturno, algunos padres proponen que sea él quien lleve a varios de sus hijos Sin embargo, no cuentan que en el último minuto le acompañe Felipe, abuelo de dos de los niños, un tipo extravagante e irresponsable. Cuando el tren arranca sin Ricardo ni Felipe pero con los niños solos dentro, comenzará una disparatada persecución por parte del padre y del abuelo para alcanzar al tren, y un alocado viaje por parte de los niños donde harán todas las travesuras que no se atrevían a hacer delante de los mayores.
Santiago Segura utiliza a sus amiguetes, hay cameos hasta en la sopa, para traernos una cinta con poca sustancia y sentido que nos hace sonreír en algún que otro momento peto que desde luego no hay que tomarse en serio, ni por las justitas interpretaciones ni por una historia con más agujeros que el Titanic pero que es el entretenimiento idóneo para ir en familia al cine.




Esta especie de Road movie tiene dos vertientes, por una parte las aventuras de lo más pequeños que son los momentos más insoportables del film y por otra las aventuras de Segura, Leo Hardem y "El Cejas" que es seguramente lo más serio y cumplidor en los 88 minutos de duración de esta justita comedia que olvidarás nada más salir de la sala de cines.

Publicar un comentario

0 Comentarios