La Casa del Caracol: Como cargarse un thriller prometedor sin pestañear



Parece que un thriller con nombres propios como Javier Rey Y Paz Vega difícilmente puede decepcionarte, pues la directora debutante ( solo había realizado documentales y cortos hasta el momento) Macarena Astorga consigue aburrirnos de lo lindo con La Casa de Caracol, una historia de pueblos perdidos con terroríficas leyendas que nos ha hecho bostezar de lo lindo en el segundo turno de hoy lunes del Festival de cine de Málaga.

El escritor Antonio Prieto decide pasar el verano en un pueblo de la serranía malagueña, donde espera encontrar tranquilidad e inspiración para su siguiente novela. Allí conoce a Berta, una mujer por la que siente una atracción instantánea, así como a algunos personajes peculiares sobre los que empieza a escribir e investigar. Antonio comienza a descubrir que los locales guardan numerosos secretos y una perturbadora leyenda oculta. Lo que vivirá en esos días le hará ir dándose cuenta que, a veces, la realidad supera con creces a los mitos.
La Casa del Caracol es aburrida y rara hasta decir basta, no sabe dónde situarse, pisando varios géneros e intenta sorprendernos con giros de guión que simplemente se plantean porque si, sin dar explicación alguna y todo esto termina por desesperar e incluso enfadar. Sinceramente no sé a que vienen determinadas cosas ni que aportan en la narración pero parece como si la película  se estuviera escribiendo mientras se iba rodando.


La cinta no es un desastre absoluto que conste, tiene bueno plantel de actores y eso se nota, al menos ellos si parecen tomárselo en serio, e incluso algunas de las ideas comienzan bien pero terminan perdiendose en un maremágnum que termina por desconcertar. Dos horas perdidas en una cinta que difícilmente llegará a grandes salas.

Publicar un comentario

0 Comentarios