Hombre muerto no Sabe Vivir: Excesivo y desatado thriller sobre el mundo de la droga (Festival de Cine de Málaga)



Con un plantel de actores que combinan caras muy conocidas con otros noveles, la brutal cinta y demasiado excesiva Hombre Muerto no Sabe Vivir se ha estrenado por fin en el Festival de Málaga. Estamos ante un thriller con mucha acción con el mundo de la droga como transfondo y que tiene como cabeza de cartel a Antonio Dechent, Rubén Ochandiano o Nacho Novo, dirige Ezekiel Montes.

Tano ha trabajado toda su vida para Manuel, un empresario de la construcción que en épocas mejores controló toda la ciudad. Ahora, ya en la vejez, Tano ve cómo Manuel no puede llevar la empresa, y toda la estructura se enfrenta a un cambio generacional, a nueva gente, nuevos negocios, nueva forma de llevar la empresa... pero la misma violencia de siempre.
Creo que Ezequiel Montes ha confundido un poco el ser directo, con su primer film tras Granit, con el ser demasiado excesivo, palabra totalmente adecuada a lo que hemos visto en pantalla. Disparos, sangre, crueldad, violencia sin sentido y furia desatada es lo que podría definir esta cinta que deja a las claras ese dicho que dice que velocidad sin control no sirve para nada.


Las caras más conocidas que aparecen en esta Hombre Muerto no Sabe Vivir quedan totalmente desdibujadas debido al alto nivel de violencia exhibida y dónde una muy normalita historia queda completamente enterrada por los litros de sangre. Mal montada y con un desarrollo demasiado confuso a pesar de su simpleza. Un naufragio con todas las palabras pero con grandes cañonazos.

Publicar un comentario

0 Comentarios