EXPEDIENTE WARREN OBLIGADO POR EL DEMONIO. Regulera vuelta a un mundo que nos gusta y por eso lo medio perdonamos.



Hace más de una semana que se estrenaba en los cines la tercera entrega de la saga de los Warren que se iniciaba hace unos años con The conjuring. En esas dos películas que precedieron a esta la dirección estaba a cargo de James Wan que iniciaba otra suculenta franquicia que ha generado un montón de dinero.

Y esa es la principal diferencia de esta tercera parte respecto a las anteriores, la dirección ya no está a cargo de Wan, sino al probablemente peor elección, Michael Chaves, que en su haber tiene la más floja de todas las películas del warrenverso, La LLorona. Y este cambio en la dirección se nota.


En primer lugar se han pasado por el forro la costumbre de presentarnos al inicio un personaje o historia paralela, en esta ocasión nos presentan el inicio de la historia principal que curiosamente es una de las historias más aburridas en las que trabajaron esta pareja. 

La película no vamos a engañarnos es regulera, no mala pero parece que fuera de lo que debe ser una trilogía, vamos que si no fuera una película de los Warren sería mejor. Pero bueno el montaje desordenado no impide que te lleves unos sitios y poco más.

Publicar un comentario

0 Comentarios