En un Barrio de Nueva York: Super Flower Power musical con rasgos de excelencia



Sin duda alguna, uno de los compositores de musicales más importantes de Broadway actualmente es Lil-Manuel Miranda, como demuestra Hamilton o In the Heights, obra que acaba de ser adaptada al mundo cinematográfico gracias a Quiara Alegria Hudes y cuya dirección ha estado en la mano de Jon M. Chu. Os contamos que nos ha parecido.


Basado en el musical de Broadway, sigue a un grupo de vecinos del barrio Washington Heights de Nueva York. El principal es Usnavi (Anthony Ramos), el simpático dueño de una bodega, criado por su abuela que sueña con volver algún día a su República Dominicana. La abuela Claudia, que desempeña el rol de abuela para muchos de los vecinos del barrio, Vanessa, de quien Usnavi está perdidamente enamorado y Nina, una vieja amiga de Usnavi que regresa al barrio después de mucho tiempo, llevándole noticias inesperadas a sus padres, quienes han estado ahorrando toda la vida para darle una mejor educación académica de la que ellos tuvieron.
Una de las principales criticas que se le ha hecho a En un Barrio de Nueva York es la poca importancia que se le ha dado en la cinta a la problemática de la inmigración y dónde todo es realmente bello y lleno de color. Y yo me pregunto ¿Qué más da esta vertiente en un musical que desborda color y entusiasmo por cada uno de sus costados?. Una cinta tan moderna y a la vez hija del Hollywood de Technicolor y que realiza un viaje sin parangón y lleno de artificios a un barrio de inmigrantes de la gran manzana.


Esta claro que esta cinta está un poco por debajo de Hamiltos, pero incluso con los cambios en esta adaptación, es energica y divertida hasta decir basta, una especie de explosión de sensaciones que no es destacable en casi nada pero a la vez siempre roza lo notable en general. Además la cinta cuenta con unas canciones y momentos musicales realmente espléndido y reconocibles allá donde se realice su visionado.

Publicar un comentario

0 Comentarios