EL ATAQUE DE LOS DONUTS ASESINOS: Una genial y desastrosa locura de serie B


 Vale, una película que se llama EL ATAQUE DE LOS DONUTS ASESINOS, probablemente no sea el culminen de cine de autor norteamericana, pero también os digo que con ese nombre, era completamente imposible que no la viera en cuanto tuviera oportunidad. Y es que esta película de 2016 ha llegado a mis manos y joder si me lo he pasado pipa con esta mierda.

No os puedo engañar, esto es una chorrada muy cutre con un guion demencial que nos cuenta como un científico loco que vive en el sótano del protagonista cuya madre es un bombón y su mejor amigo está enamorado de ella, descubre un suero para dar vida a objetos inanimados, pero con el inconveniente de que los muertos revividos son tremendamente violentos. Y por azares del destino ese suero cae en el aceite de una tienda de donuts. Y claro todos los donuts tienen vida y quieren matar a la gente.

Todo en la película es demencial, como ver a Thomas C. Howell y descubrir que el actor de rebeldes sigue vivo y esta teniendo muchos problemas para conseguir papeles en películas series, como las escenas de ataques de los donuts, hasta una escena en la que seis donuts se coordinan para conducir un coche de policía.

Mucha sangra, mucho gore y curiosamente unos efectos especiales medianamente decentes que se mezclan con probablemente las peores actuaciones de la historia y un montón de escenas que no sirven para nada y que lo único que aportan es minutaje para que llegue a 90 minutos. Vamos una MIERDA COMO LA COPA DE UN PINO... pero...

Joder como se disfruta si sabes lo que vas a ver, si te dejas llevar por el cutrerío encanto de las cintas directas a video de los ochenta, e incluso con homenajes a Clercks de Kevin Smitn. Nunca volverás a comer un donut si mirar si tiene colmillos.

Publicar un comentario

0 Comentarios