DISOMNIA: Una cinta postapocaliptica en Netflix, entretenida pero con muchos lugares comunes ya vistos


 Por algún extraño mecanismo que tenemos los humanos, las distopías apocalípticas nos producen una atracción sin igual, no hay nada mas divertido que ver colapsar la humanidad por cualquier motivo, por un ataque alienígena, por una catástrofe natural, por una guerra mundial, por supuesto por zombies, que eso siempre nos gusta mucho, pero lo que no habíamos visto aun es lo que nos propone disomnia, el fin de la humanidad por sueño.

La película acompaña a Jill una exmilitar, viuda y ex adicta a las pastillas y los calmantes, algún día hablaremos de la epidemia de adicción a los calmantes con recetas que ha arrasado Estados Unidos los últimos 20 años y que se llevaron por delante a gente como Hugh Ledger, Michael Jackson, Prince y miles de norteamericanos anónimos. Jill que ha perdido la custodia de sus hijos en favor de su abuela, va a pasar un día de visita con ellos de lo mas normal, hasta que una tormenta solar destroza todos los objetos eléctricos, provocando el caos durante unas horas, pero sin saber que lo peor esta por venir. Esa tormenta ha provocado que los humanos pierdan la capacidad de dormir.

Si estáis al día en lo que a métodos de tortura modernos se refiere, sabréis que en los últimos años los Estados Unidos y otros paises utilizan la privación del sueño, porque no deja marcas y es cantidad de efectiva. Pues en esencia esta película nos lleva a una semana en la que toda la humanidad está siendo torturada, excepto la hija de Jill que parece que es la única persona del mundo que puede dormir. 

En esencia esta película ya la hemos visto mil veces, la madre que lucha por que sus hijos sobrevivan en un ambiente hostil, de hecho la propia Netflix estrenaba hace unos años A Ciegas con Sandra Bullock que en esencia es la misma película pero mejor hecha. Porque Disomnia sin dejar de ser tremendamente divertida, tiene un montaje que es una locura y que parece que ha sido hecho pegando escenas sin solución de continuidad. El tema es que algunas de estas escenas están rodadas magistralmente y otras parecen de telefilme barato y provoca una sensación extraña. 

El peso de la película cae en Gina Rodriguez, que una vez mas nos demuestra que la latina es una gran actriz con multitud de registros, pero que se ve afectada por la horrorosa interpretación de Lucius Hoyos que da vida a su hijo mayor y que como casi todo actor joven, lo único que quieres  es que lo maten pronto en la película. 

En conclusión, cine de ciencia ficción, entretenido, porque eso no lo dudamos, plausible que se ve afectado por un montón de Deux es Machina puestos ahi para llenar los huecos en el guion, y es yo he estado dos dias sin dormir y no he atracado una farmacia, o que vayas donde vayas te encuentras expertos en la privación del sueño, algo que está insertado para verbalizar algo que estas viendo en pantalla, por si no lo pillas. No es una buena película, pero tampoco es mala. 

Publicar un comentario

0 Comentarios