Los Hijos de Sam: Un Descenso a los Infiernos. Un nuevo true crime para Netflix que nos lleva al Nueva York de los setenta



Ocho tiroteos y 6 muertes fueron los "logros" que consiguió en los años 70 en Nueva York el conocido como "el hijo de Sam" o " el asesino del calibre 44", un asesino en serie que fue señalado como David Berkowitz pero que algunas investigaciones señalaban que tras esto ataques estaba un grupo satánico. Esta es el nuevo true crime que nos ha traído Netflix en formato de miniserie de 4 episodios y que responde al nombre Los Hijos de Sam: Un Descenso a los Infiernos.

Con un trabajo de investigación magnífico y mucha documentación gráfica de aquella época, además de entrevistas más actuales con algunas personas relacionadas con los hechos, la miniserie esta muy relacionada con la segunda temporada de Mindhunters, donde el propio Berkowitz, interpretado por Oliver Cooper, pidió eximentes por encontrarse poseído por un demonio. La investigación no termina con la detención de Berkowitz sino que el true crime se centra en la investigación del periodista Maury Terry que hablaba de la relación de los asesinatos con un culto satánico.




Este es el inicio de una investigación clave en un momento en EEUU en que muchas sectas del mismo tipo afloraban en el país norteamericano y hacían de toda estás especulaciones y investigaciones algo aún más interesante y preocupante. Incluso podremos ver una entrevista de los noventas con el propio asesino.

Un título que tiene dos protagonistas, por un lado el asesino y por otro el investigador y periodista Maury Terry, todo desde una perspectiva muy fria, casi sin sentimientos y dónde se quiere mostrar todos los hechos para que casa uno de los espectadores se hagan una idea de los hechos.


Publicar un comentario

0 Comentarios