Sombra y Hueso: Netflix sigue buscando su Juego de Tronos y cada vez está más cerca




Netflix
tenía para este mes de Abril dos grandes estrenos, por un lado lo nuevo de Mario Casas, El Inocente, y por otro, y mucho más internacional, la fantasía epica Sombra y Hueso, una serie basada en las novelas de Leigh Berdugo y en la que la plataforma había puesto muchas esperanzas, y mucho dinero según cuentan. No os vamos a engañar, está nueva serie que mezcla fantasía, armas de fuego, espíritu victoriano, magia y horribles criaturas no está al nivel de la serie de HBO, pero si es un muy buen producto, con un amplio espectro de espectadores pero sobre todo para un público más juvenil, y que se queda en el nivel de The Witcher. Esto de las separaciones de Netflix es una moneda al aire, y parece que está vez ha salido cara. 
Fuerzas siniestras conspiran contra una joven soldado cuando descubre un poder mágico que podría unir a su mundo.
Esta vez Netflix ha querido que desde primera hora su nueva serie comience teniendo consistencia y creando un universo lo bastante amplio para mantenernos entretenidos durante muchas temporadas, es verdad que las líneas de desarrollo de Sombra y Hueso van agrandándose con el transcurso de los episodios, pero ya desde un principio podemos contemplar una fantasía muy bien desarrollada, llena de momentos y personajes únicos por descubrir y sobre todo bien dirigida y actuada.




Son tantas cosas la que nos quiere mostrar desde un comienzo su creador Eric Heisserer que a veces nos perderemoss un poco con algunas tramas, hay que estar atento, pero un universo tan amplio merece el esfuerzo aunque a veces pueda resultar algo liosa. Enriquece mucho la historia las tramas secundarias y eso es bueno para no caer en la monotonía, además del gran esfuerzo presupuestario que Netflix ha puesto para que la serie sea todo un exito. Es verdad que molesta tonterías impuestas para un público más joven dentro del desarrollo de los acontecimientos, pero estamos ante un producto prometedor que esperamos crezca con los años.

Publicar un comentario

0 Comentarios