Si, Dios mio, si: Una vuelta a aquella época en la que el chat de terra echaba humo y las fotos de "gente intimando" duraban minutos en descargarse.


 Hay veces en el que los productos mas divertidos y originales pasan casi desapercibidos y esta película dirigida por Karen Maine y que la semana pasada se estrenaba en video en demanda, es una de ellas. Un delicioso viaje a los noventa y al acceso a la pornografía que supuso la entrada de internet en los hogares de todo el mundo. Y sobre todo esta película es una genial y ácida crítica a la doble moral norteamericana, sobre todo en lo que a educación religiosa se refiere.

Si Dios mío, si, nos cuenta la historia de una joven adolescente en un colegio católico extremadamente rígido en los años noventa que de repente ha descubierto su cuerpo, y que tocarse le mola bastante, pero claro tiene que disimular en un mar de jóvenes castos y puros y en una escuela llena de represión sexual. 

La verdad es que esta película ha sido una gratísima sorpresa, una historia tremendamente simple llena de hormonas adolescentes haciendo chup chup y una actriz llamada Natalia Dyer y que es el verdadero talento que ha salido de Stranger Things, que lo borda, intentando no estar siempre "cachonda" sobre todo porque no entiende que tiene de malo estar siempre "cachonda". La película nos lleva con un guión muy logrado a traves de los momentos claves de esta chica que se deja llevar hasta que toma las riendas de su propia vida, mientas que descubre la hipocresía de todos los que le rodean y sobre todo descubre que es "aliñar una ensalada"

Una película sobre sexo en la adolescencia que no cae en tópicos y que además lo toca como algo natural no como un premio o como un objetivo a cumplir como solemos verlo en las comedias adolescentes. Perfectamente dirigida y con un ritmo que te atrapa de principio a final. No te la puedes perder.

POSTDATA: Si tienes sobre 40 años has vivido esos momentos de tensión mientras se descargaba aquella foto mirando a la puerta para que no entrara nadie. 

Publicar un comentario

0 Comentarios