Punky Brewster: La vuelta de una serie mítica ha mantenido el listón de la nostalgia


 Seguimos en modo nostálgico estos años, y tras la vuelta de Madres Forzosas. que curiosamente ya ha acabado en Netflix con mas éxito del que se esperaba, la siguiente en volver desde los ochenta/noventa, ha sido Punky Brewster. La serie nos contaba las aventuras de una joven huérfana muy raruna que era adoptada por un señor muy serio poniéndole la vida patas arriba. En este reinicio, la actriz original, ha crecido mucho, ahora ronda los cuarenta y es madre de tres hijos dos de ellos adoptados, pero en un día se cruza en su camino una niña muy rebelde que le recuerda a ella misma y también la adopta.

Este es el punto de familia de la serie que en Estados Unidos ha estrenado Peacock, y que nos vuelve a traer un tipo de sitcom que ya no se hace, la comedia de situación familiar completamente blanca, aunque esta tiene un poquito menos de blancura que Madres Forzosas. La serie introduce algunas temáticas mas actuales y sobre todo es completamente creíble gracias a la actuación de Soleil Moon Frye a la cual te crees que sea esa niña, ahora madre.

Aunque hay un paralelismo con la serie original, esta vuelve a ser una serie sobre Punky y no sobre sus hijos, ya que la protagonista es ella, y como se tiene que adaptar al divorcio y a ser ahora madre de cuatro chavales una de ellas adolescente. 

Tiene momentos muy divertidos y episodios bastante buenos y después tiene algunas bromas y gags que bueno, ya eran antiguos en el 95 pero que nos hace la sensación de estar viendo una televisión que ya no existe, o sea que el modo nostalgia lo tiene bien alto aunque sea un producto diferente. Porque ya no es la historia de una niña ante un nuevo hogar, sino el de una madre ante una nueva situación y todo ello para todos los públicos. 

Como curiosidad es entretenida y el hecho de que sea una serie muy barata seguro que le dará una segunda temporada que complete estos 10 primeros episodios. 

Publicar un comentario

0 Comentarios