PENINSULA, TRAIN TO BUSAN 2: Hacer una película que no tiene nada que ver y ponerle un 2


 Por fin llegaba a España la secuela de la genial Train to Busan que dirigió en 2016 el coreano Yeon Sang-ho y que dio una refrescante nueva mirada a los zombies en una cinta que nos metía en un tren en pleno brote zombie en Corea del Sur. Una cinta que mezclaba a la perfección el género zombie el terror mas angustioso. Por esta razón los fans que por todo el mundo tenía está película se alegraron al conocer la noticia de la secuela que llegaría a los cines en 2020... pero ya sabéis un tipo se comió un murcielago...

Pero ha llegado la película a las pantallas españolas y todo lo que habíamos leído de las críticas asiáticas de la película se han confirmado. Vale que está muy bien no repetir la formula, pero es que después de ver esta Península tengo la sensación de que no he visto una secuela en ningún caso mas que en el de respetar las reglas de los zombies e inventarse alguna nueva para dar dramatismo, porque los infectados de la primera entrega no tenían ningún punto débil, en esta si, la oscuridad.

Han pasado 4 años desde el brote zombie en Corea del Sur y la península está en cuarentena, por el norte el país  "vecino" se carga cualquier cosa que se acerca a la frontera y por el mar barcos de todo el mundo vigilan que nadie entre ni salga de la misma. La población que consiguió escapar viven como refugiados en Hong Kong y otros lugares de Asia. Y es en la ciudad China donde unos mafiosos organizan una incursión en Busan para hacerse con un camión lleno de billetes de 100 dólares de curso legal que fueron abandonados. Así que un grupo de maleantes y mercenarios se tendrán que enfrentar a una ciudad infestada de zombis.

En líneas generales, la película es bastante mas floja que la primera entrega por muchos motivos, pero el principal es porque toda la originalidad de la primera entrega aquí se ve transformada en una película del género Z random, que se podía grabar en cualquier lugar del mundo. Y una vez mas donde los verdaderos enemigos son humanos, concretamente un grupo que ha sobrevivido a duras penas en la ciudad y que es poco menos que Mad Max. 

El principal problema que tiene la película es el ritmo ya que los tres actos están completamente descompensados, con un primer acto muy correcto, un segundo que aburre a las vacas y que ocupa gran parte del metraje de la cinta, donde no hay nada nuevo ni siquiera interesante y un acto final que es increíble y adrenalítico  y es lo único que recuerda en cuanto a tono a la cinta original 

En conclusión una cinta descompensada que no está mal, pero que dista mucho de ser la obra maestra que fue la primera. 

Publicar un comentario

0 Comentarios