Mortal Kombat: No es perfecta, pero como homenaje al videojuego y diversión cumple sobradamente



Con un reparto casi desconocido pero prometiendo ser lo más fiel a la saga de videojuegos que le da nombre, el director Simon McQuoid por fin ha estrenado su adaptación Mortal Kombat, un título que tras la película de los 90, que a pesar de sus malas críticas en su momento ha terminado convirtiéndose en un joya para fans, pretende rendir homenaje a uno de los juegos de luchas más conocidos del mundo de los videojuegos. ¿Estas preparado para el combate?.

En “Mortal Kombat”, Cole Young, el luchador de MMA (Artes Marciales Mixtas), acostumbrado a recibir palizas por dinero, desconoce su ascendencia, y tampoco sabe por qué el emperador Shang Tsung de Outworld ha enviado a su mejor guerrero, Sub-Zero, un Cryomancer sobrenatural, para dar caza a Cole. Cole teme por la seguridad de su familia y busca a Sonya Blade siguiendo las indicaciones de Jax, un comandante de las Fuerzas Especiales que tiene la misma extraña marca de dragón con la que nació Cole. No tarda en llegar al templo de Lord Raiden, un Dios Anciano y el protector de Earthrealm, que ofrece refugio a los que llevan la marca. Aquí, Cole entrena con los experimentados guerreros Liu Kang, Kung Lao y el mercenario rebelde Kano, mientras se prepara para enfrentarse a los mayores campeones de la Tierra contra los enemigos de Outworld (El Mundo Exterior) en una batalla de enorme envergadura por el universo. Veremos si los esfuerzos de Cole se ven recompensados y consigue desbloquear su arcana -ese inmenso poder que surge del interior de su alma— a tiempo de salvar no solo a su familia, sino para detener Outworld de una vez por todas.



Lo que queda claro es que esta nueva versión de Mortal Kombat no engaña a nadie y desde su primer tráiler da lo que promete. Acción, intentar ser fiel a la saga que le da nombre (con algunas licencias claro) y sobre todo ser tan salvaje como los videojuegos. Todo esto es lo que nos trae esta nueva adaptación y, poco más,¿es suficiente? Nosotros creemos que si, sobre todo si eres fans de la saga, tal vez se puede quedar algo corta para otro tipo de espectador, pero eso es otra cosa.


Mortal Kombat es tan divertida y bestial en sus momentos de acción como mediocre en los momentos donde faltan los golpes y las peleas. Pero seamos claro, tampoco se le puede pedir mucho más en ese sentido. Y es que a la hora de dar cera y pulir cera no se ha escatimado en sangre, vísceras y desmembramiento y sobre todo a la forma que los luchadores utilizan sus poderes, intentando que los reconozcamos con respecto a lo originales. Los actores, pues cumplen justito pero sin nada que destacar. Nos ha gustado y creo que es lo mejor que se puede hacer en una adaptación de un producto así.

Publicar un comentario

0 Comentarios