FALCON Y EL SOLDADO DE INVIERNO: El increible final de una serie con un contenido diferente a lo que nos esperabamos.


 Enorme final para una serie importante en el UCM por lo que nos cuenta

ANTES DE EMPEZAR A LEER ESTE ARTICULO DE CRÍTICA Y OPINION, TE AVISAMOS QUE HAY POTENCIALES SPOILERS.

Cuando se anunció la serie del Falcon y el Soldado de invierno, nos esperábamos una historia de espías muy en la línea de Soldado de Invierno, y que además nos contaría como Falcon se convierte en el nuevo capitán américa, pero casi desde el primer episodio nos dimos cuenta de que estábamos equivocados cuando éste rechaza el escudo y comienza lo que de verdad nos quería contar la serie.

Y es que este producto Marvel se ha mojado en temas muy peliagudos para la gente en 2021, sobre todo en Estados Unidos, pero cuyos mensajes son completamente actuales ahora. Por un lado tenemos a los villanos de la historia, un grupo terrorista a los cuales desde el primer minuto puedes comprender porque en esencia tienen razón… Como diría Henar Alvarez "pierden las formas pero no la razón" unos villanos que solo tienen un pero, y es que no empatizas personalmente con ninguno pero si con la causa. Son gente normal y corriente que ha llegado a un extremo que les ha hecho revolverse violentamente contra el poder.

Porque Los Sin Banderas son gente de todo el mundo, ampliamente apoyados por la humanidad, gente que en los cinco años del Blip fueron de los lugares donde era necesario mano de obra, nos cuentan que durante ese periodo las fronteras desaparecieron etc... y ahora tras el regreso de la gente, son poco menos que despojos que ya no hacen falta y hay que expulsar de su ahora hogar. Esto ha provocado millones de refugiados en todo el mundo que están viviendo en unas condiciones infrahumanas y que ha provocado que un grupo de ellos se vuelva violento ante los que quieren echarlos de su forma de vida.


Por otro lado tenemos al Baron Zemo, un magnífico villano que se mueve en los grises, y que también tiene razón, porque lleva el lema de Spiderman tatuado en el alma, "un gran poder implica una gran responsabilidad" pero el no cree que los superpoderoso tengan esa responsabilidad, asi que el mejor sitio donde han de estar es eliminados de la tierra. Ese es el único objetivo de un personaje que se mueve en esa línea divinamente y que nos abre la puerta para futuras incorporaciones a  historias. Mucho me temo que va a ser muy importante en el futuro...y  además baila.

También nos presentan a Madripur y al Agente de poder, algo que será muy importante en un futuro por diferentes razones, pero que se pueden resumir en un par, Secret Invasion y sobre todo XMEN. Por cierto, la sorpresa sobre la identidad de Agente de Poder se ve venir desde el minuto uno.


Y por último y sobre todos los temas importantes que mueve esta serie, es algo que ya se trato en los mismos comics y que trajo tanta controversia en su momento pero que ahora es extremadamente actual, el trato de la sociedad afroamericana en Estados Unidos. Y sobre todo el por que un negro en ese pais no puede ser Capitán América. Y es que este es el camino que nos muestra estos seis episodios, el trayecto de Sam Wilson hasta comprender que no solo puede ser el Capitan, sino que es EXTREMADAMENTE IMPORTANTE de que él lo sea. Y esto lo deja claro en el ultimo y majestuoso episodio en el que en un discurso para algunos largo, no para mi, le da una patada en la boca a todo lo que ha supuesto la administración Trump en Estados Unidos, por que aquí Marvel se ha mojado políticamente como nunca antes lo había hecho.

En conclusión una serie muy necesaria con una factura extraordinaria y uno de los mejores productos Marvel en cuanto a temática adulta, mas oscura que otros productos y que nos empieza a mostrar que las series de Marvel están mas enfocadas en un público +16 que en el todos los públicos habitual de sus películas.

Publicar un comentario

0 Comentarios