Dinero Fácil: La eléctrica nueva serie de Netflix sobre el oscuro mundo de las start ups

Netflix ha estrenado nueva miniserie sueca de seis episodios basado en la trilogía cinematográfica del mimo nombre protagonizada por Joel Kinnaman, a la vez basadas en los libros Jens Lapidus, y que transcurre diez años después de los hechos acaecidos en las películas. Aunque no hayas visto las cintas originales, algo que recomendamos, no os preocupéis podéis darle una oportunidad a la serie porque es bastante independiente. Os contamos lo que nos ha parecido Dinero Fácil.

Tanto la jet set empresarial como el mundo criminal se han vuelto más brutales, caóticos y despiadados. Cuando estos dos mundos chocan, la lealtad, la amistad y los aliados en los negocios serán puestos a prueba en una búsqueda interminable de dinero fácil. 

La premisa de Dinero Fácil es bastante clara ¿Hasta donde estatrías dispuesto a llegar para conseguir realidad tu sueño laboral o empresarial? En ese contexto, las bandas criminales y bajos fondos de Suecia  se unen con pequeños emprendedores y sus start ups para traernos una historia realmente convincente, eléctrica y bastante entretenida donde tres historias con sus respectivos protagonistas, diferentes aunque con rasgos comunes, colisione para traernos un producto que nos ha gustado bastante tanto en su realización como desarrollo.

Una historia llena de personajes luchadores pero perdedores natos donde destacan sobre todo Evin Hamad y Alexander Abdallah, pero donde todo el reparto funciona bastante bien, tal vez, quedando un poco relegada la historia del joven adolescente. Acción, juego sucio y con la única premisa de conseguir el objetivo, Dinero Fácil es un buen producto dentro de la clase media que podemos encontrar en Netflix.

Publicar un comentario

0 Comentarios