Cero: Superhéroes teenagers italianos de Milán

El mercado de series italianas ha encontrado en Netflix un buen escaparate y aunque son productos que no terminan de convencer a la crítica si funcionan bastante bien de cara a los visionados. Hoy os traemos el último ejemplo de series de aquel país con Cero, una serie basada libremente basa en la novela del autor italiano de padres congoleños Antonio Dikele Distefano y que responde al nombre de Nunca he tenido mi edad. Un título que combina a la perfección el drama de los suburbios en la ciudad de Milán, con comedia de acción teenager y con un superhéroe muy especial.

Un joven italiano de origen africano descubre que tiene el poder de volverse invisible, pero se verá arrastrado al plan de un criminal de poca monta que quiere dominar el barrio, en los suburbios de Milán.

Siempre he tenido la impresión que las series italianas han estado un paso por debajo de la ficción de otros países europeos al faltarle algo en su desarrollo que las hace productos incompletas, es como si le faltara un punto de hervor para conseguir que una buena idea se convierta en un producto excepcional. Cero también adolece de este defecto, aunque esta muy por encima de otros productos para jóvenes del país italiano. No negamos que tiene grandes agujeros en varias facetas, pero el título termina de enganchar a un amplio grupo de espectadores y, por ende, nos ha sorprendido.

Cero es bastante original, y no lo decimos por el papel de superhéroe de su protagonista, sino por sus orígenes humildes, su vida en los suburbios y por como nos cuenta su historia de superación. A ello ayuda bastante el carisma de su actor principal, Giuseppe Dave Seke, un actor que consigue que el resultado de Cero mejore muchísimo, de otra manera hubiera sido bastante mediocre. Un título entretenido, acertado en la corta duración de sus episodios y que se ve con bastante facilidad, esta son las grandes grandes virtudes de una serie de superhéroes para andar por casa.


Publicar un comentario

0 Comentarios