Zack Snyder´s Justice League... El camino hasta su estreno.


 E L  P A S A D O  M A Y O , W A R N E R
A N U N C I A B A  L A  L L E G A D A  D E L
C O R T E  D E  S N Y D E R  D E  L A  L I G A  D E L A  J U S T I C I A  A  H B O M A X

Este mes de marzo concretamente el jueves 18 se estrena en todo el mundo una película que muchos, entre los que me incluyo, pensaban que no se iba a estrenar jamás. Hablamos del Zack Snyder Justice League, o el montaje del director de la película grupal de los principales personajes de DC. una película que tenía que haber sido la piedra angular del universo compartido de DC que en aquel entonces no tenía nombre, pero que un periodista llamo DC extended universe. nombre que al final ha sido aceptado por la propia Warner, Pero que se convirtió prácticamente en la losa de la tumba de esta visión de los superhéroes.


Hace unas semanas en un extenso artículo publicado por la revista Vanity Fair, y escrito por Anthony Breznica, El propio Snyder hablaba y confirmaba algunos de los rumores que circularon en aquellos meses. Desencuentros con los jefes de Warner, Control por parte de la empresa del set de rodaje,  el intento de conseguir con cuatro películas lo mismo que había logrado Marvel con más de 15 hasta ese momento y también,  por qué no decirlo,  un director que no estaba demasiado conforme con la idea de un universo que perdurara con los años y que había diseñado la historia para cinco películas, matando personajes y con ello poniendo fin a futuras y prometedoras sagas. Algo  que los chicos de Warner no estaban dispuestos a aceptar,  y si a eso le sumamos que sus películas no fueron demasiado buenas en cuanto a recaudación, hacían que el rodaje de la Liga de la justicia fuera un polvorín. hasta que finalmente estalló con la muerte de la hija del director y  y el abandono por parte de éste del proyecto encargándose Joss Whedon de realizar una reescritura y un re rodaje de casi el 70% de la película, transformando la epopeya de 4 horas y 2 películas que quería realizar el director en una cinta de aventuras de 2 horas,  resultona pero sin alma, al ser un Frankenstein de dos directores cuya visión de los superhéroes es poco menos que antagónica.




En dicho artículo podemos leer como Deborah Snyder y Christopher Nolan a la par, productores ejecutivos de la de la película, tras visionar el montaje que llego a los cines y que firmó Zack Snyder,  no nos olvidemos, aconsejo al director que no lo viera jamás. El resultado fueron 657 millones de recaudación en una película que costó 325 millones  más 100 más para marketing y promoción. Un desastre absoluto que ponía punto y final a la visión oscura de Zack Snyder.


Después llegaron las películas de Shazam, Aquaman, en las que ni se nombran los hechos de la Liga de la Justicia, Aves de presa, qué definitivamente tiene otro tono muy distinto a lo que habíamos visto hasta ese momento tanto en el hombre de acero como en Batman V Superman, y un poco más semejante a lo visto en Wonder Woman que sí fue un auténtico éxito de taquilla.


Prácticamente el mismo día de salida de la película un grupo de fans comenzó a pedir el estreno del Snyder cut, un movimiento que traspaso las redes sociales llegando a contratar publicidad física  hasta en Times Square pero que poco a poco se fue convirtiendo en probablemente lo más tóxico que le ha ocurrido al fandom. algo que incluso se ha vuelto peor tras la noticia de que al final veríamos la película en HBO max.  Un movimiento que en principio fue tímidamente apoyado por el director para con el tiempo, convertirse en un agitador en redes sociales que dosificaba muy bien el contenido que disponía. Una copia en blanco y negro y sin efectos especiales acabados de su versión de 4 horas de la Liga de la Justicia que poco o nada tenía que ver con lo que vimos en la gran pantalla.



Cada vez que el director usaba Vero para lanzar una nueva imagen o un nuevo dato, las redes se incendiaban con los ultras del Snyder cut acosando a cualquiera que no aceptará la palabra de su “DIOS”, desde periodistas, hasta blogueros, YouTubers o cualquier usuario que o no apoyaban al movimiento o simplemente les daba igual. Estos eran acusados de falsos fans y en ocasiones las amenazas traspasaban las redes sociales.


 algo que el propio Snyder probablemente jamás apoyaría ya que si algo tienen  en común las personas que le conocen es que dicen que es buena gente, estamos hablando de un tipo que según esté artículo acepto que dos personas del estudio entre ellos Geoff Jones estuvieran en el set supervisando el rodaje, el el guión, etcétera... y que en lugar de hablar mal del tema decidió incorporarlos al equipo y solo dice cosas buenas de ellos.



Fue en plena cuarentena cuando los directivos de HBO Max se pusieron en contacto con Zack para proponerle estrenar su corte en la nueva plataforma de Warner, en un principio la idea era de estrenarla tal cual, sin efectos, algo que ya se hizo con la versión de Richard Donner de Superman 2,  qué incluye hasta parte de los ensayos, pero Snyder se negó de lleno a esto, aunque vio la puerta abierta para realizarla y dedicársela a su hija Autumn. Así que ofreció a remontarla pero si se ponía dinero para acabarla bien, añadiendo que no iba a cobrar por su trabajo. era según sus propias palabras poner fin a 3 años en los que no había parado de pensar en la película, en lo que podría haber sido, en lo que hubiera supuesto.


Personalmente siempre he pensado que el peor problema que ha tenido este movimiento para ver la Snyder´s Justice League era precisamente el movimiento en si,  el grupo de personas que ha insultado, acosado, desprestigiado e incluso agredido a otros fans solo por pensar que una  película quizás no es el eje sobre el que debe girar sus vidas.  Esos mismos que piensan que la película es suya y que los demás no tenemos derecho a verla, esos mismos que reparten carnets de fan y quiénes han embarrado de tal forma el fandom qué es muy probable que no vuelva a recuperarse en mucho tiempo. esos mismos que ya están reclamando la segunda parte de una película que ni han visto y promueven los boicots de los próximos productos DC solo porque no continúan esta versión de Justice League.



Pero a esa gente solo tengo que decirle dos cosas, la primera es que se acabó, ni siquiera el propio Snyder cree que se pueda continuar su visión, él de hecho ya está en otras cosas, concretamente en una saga de zombies para Netflix y la segunda es que me da igual que se ofendan a mí el Snyder cut me la traía al pairo, la versión de los cines de la Liga de la justicia me entretuvo, pero el 18 me sentaré durante 4 horas para ver la película porque ver la labor de un creador siempre será mejor que ver la labor de una junta de accionistas y aunque no me guste el horrible formato 4:3  en el que la veremos, disfrutaré de ver de nuevo a Batfleck  y el Superman de Cavill, quién sabe si por última vez, porque la película no es suya, no les pertenece, así de simple. 


Publicar un comentario

0 Comentarios