Un falsificador entre mormones: Mark Hofmann. Netflix o deja de asombrarnos con sus increíbles True Crime

El True Crimen vuelve a Netflix, esta vez en formato de miniserie de tres episodios, para traernos la historia del falsificador y asesino Mark Hofmann y los atentados con bomba en los años 80 en la ciudad de Salt Lake City que estuvieron a punto de acabar con La iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días o la que conocemos como la comunidad religiosa Mormoma , una de las iglesias más ricas del mundo. Un caso que, en princpio nos queda bastante lejos además del casi desconocimiento de los hechos, pero que una vez te dejas llevar por su primer episodio querrás saber el final de esta increíble historia que nos desvela Un falsificador entre mormones: Mark Hofmann.

Las hazañas de alto riesgo se vuelven mortales, y sacuden a una iglesia global hasta su esencia, en esta extraordinaria historia de crímenes reales.

Es verdad que la historia de Mark Hoffman y la iglesia mormona es una de esas historias que son fascinante y que una vez descubierta te incita a investigar un poco más sobre dicha iglesia como del personaje protagonista. Esta vez Netflix, de nuevo con un increíble trabajo de investigación detrás, parece que no consigue contarla de la mejor manera y por ello no llega a toda clase de público.

Demasiada larga para contarnos unos hechos que se podían haber expuestos en un capítulo de algo más de hora y media, lo fascinante de esta historia termina convirtiéndose en algo muy terrenal por la forma en la que los realizadores Jared Hess y Tyler Measom deciden contarnos la historia. Una pena que así y todo no quita la sorpresa y fascinación de uno de esos capítulos únicos de la historia norteamericana.

Publicar un comentario

0 Comentarios