THE ONE: Un Thriller distópico sobre el amor perfecto


 The One nos lleva a un futuro muy cercano en el que las apps de ligar han pasado al extremo.

Netflix estrenó ayer una serie de estas de futuro malrollero, en este caso centrado en el amor, y sobre todo en los procesos químicos y genéticos del mismo, pero justo cuando pensábamos que íbamos a ver una historia sobre la ética, nos sumergimos en un thriller con asesinato y personas dispuestas a todo para evitar la carcel.

En un futuro muy cercano un par de genetistas han encontrado la clave del amor en nuestro adn, de hecho con un sencillo test te pueden dar el nombre de tu alma gemela con el que vivir felices para siempre. Esto ha provocado que el mundo se llene de divorcios y que mucha gente haya caído en la duda y la depresión de no saber si tu pareja es la adecuada. También ha servido para que una de estas genetistas y su empresa de emparejamiento amoroso The One se haya convertido en una de las personas mas poderosas del mundo, algo de lo que no está dispuesta a renunciar pase lo que pase.

Con este punto de partida comienzan los ocho episodios de esta primera temporada de The One, una historia de ciencia ficción que una vez mas nos llevan a uno de esas distopías modo Black Mirror y que como premisa para una película o un episodio de la serie estaría bien pero como eje de una serie larga se convertiría en algo repetitivo, así que deciden hacer un giro de primero de guion, meter un muerto y una investigación policial para de esta manera contar lo que de verdad quieres contar pero sin aburrir al personal a las primeras de cambio.


Porque aunque la historia de investigación, muerte y traiciones esté ahí todo el rato, lo importante y el verdadero mensaje vuelve a ser el paternalismo anti tecnológico de siempre y que tan de moda puso la serie británica antes mencionada. Vamos lo de criticar el control que ejercen las compañías con tus datos, y los riesgos de los avances tecnológicos desde tu Smartphone mientras lo ves en tu Smart TV.

Es entretenida, se deja ver y mantiene el misterio pero tras tres episodios se convierte en bastante predecible, y aunque la serie tiene un nivel bastante alto en producción y actuaciones, esta adaptación de La paraje casi perfecta de John Marrs que ha montado el creador de Misfists o la guerra de los mundos, Howard Overman, es bastante menor que otros productos suyos.

Publicar un comentario

0 Comentarios