Cosmic Sin: Bruce Willis sigue en su caída libre sin frenos

¿Por qué hemos visto Cosmic Sin? Pues seguramente por ver hasta que punto puede dejar caer su carrera cinematográfica un grandísimo actor, venido a menos, como es Bruce Willis. Y es que en Cosmic Sin el actor solo aparecer unos 20 minutos, firma el cheque para seguir disfrutando de una buena vida y olvidarse de este subgénero de ciencia ficción que es la cinta dirigida por Edward Drake.

En una sociedad futurista, un grupo de científicos y guerreros debe unirse para proteger a su especie de una raza alienígena hostil que ha llegado al planeta con el poder de infectar y controlar a los humanos a su antojo.

Atención a las últimas películas de Bruce Willis: Breach, Testigo Protegido, Mercenarios de Élite y Sobrevive esta noche ¿Os suenan? Pues si a esa pregunta habéis contestado que no (que es lo más normal), todas ellas son bastante malas pero infinitamente mejores que Cosmic Sin, así que imaginar el nivel de esta cinta de ciencia ficción cuyo presupuesto se ha ido en el talonario de Willis, el del bueno de Frank Grillo y los cuatro minutos de efectos especiales que disfrutaremos. Y ya está.

Una cinta donde no ocurre nada, te ponen los dientes largos al comienzo porque empieza bastante digna para después ofrecernos un título aburrido hasta la saciedad, con muy poca acción y donde nada de lo que ocurre te interesa. No lo digo yo, lo diréis vosotros si os acercáis a este subsubproducto.

Bruce Willis por dios, recapacita, y deja de arrastrar tu nombre por cosas como estas.


Publicar un comentario

0 Comentarios