ATRAPADO EN GRAND ISLE: La enésima mier....a protagonizada por Nicolas Cage


 Es tan mala que ni siquiera es disfrutable por mala

Esta mañana me he visto Atrapado en Grand Isle, un horrible y repugnante thriller protagonizad por Nicolas Cage en el papel de Nicolas Cage en modo intensamente loco y Kelsey Grammer en el papel de tengo hambre y tengo que comer hasta que comience el revival de Freiser. Una película tan mal dirigida, tan mal contada, tan mal interpretada que es difícil poder llamarla cine, seria algo así como un tik tok de hora y media hecho por unos novatos que no han visto un tik tok en toda su vida.

La película nos cuenta la historia de un joven padre de familia que es acusado de un asesinato y como esté cuenta lo que ha pasado a un policía que a la vez es el poli bueno y el poli malo, así que nos imaginamos que no había presupuesto para dos actores. 


Bueno comencemos a hablaros de esta cosa, en primer lugar la atmosfera que pretende que ser opresiva y recordarnos a thrillers mejores se queda en una burda parodia en la que toda la supuesta intriga la provocan un Nicolas Cage tan desatado como nos tiene acostumbrado que ya lo hace no es dar terror sino provocarte vergüencita ajena y por una Kadee Strickland andando y hablando a cámara lenta.

Todo en esta película está mal, la trama, los actores, la historia y nos demuestran una vez que el pobre Cage se lleva años arrastrando apuntándose a cuanto guion le llega a su representante y aumentando su cuenta bancaria una y otra vez. Una película ridícula que ni por ser ridícula se puede disfrutar.

Publicar un comentario

0 Comentarios