Amigo: Una angustiosa mezcla entre Intocable y Misery




En esta época donde faltan grandes estrenos cinematográficos, es justo cuando empezamos a disfrutar de pequeñas joyas que de otra manera hubieran pasado desapercibidas. Una de ellas es la perturbadora cinta de Óscar Martín, Amigo, una cinta que lleva al extremo el sentimiento de amistad, pero no justamente una amistad sana sino algo oscuro y obsesivo.

Después de un grave accidente, David decide llevarse a su mejor amigo Javi y cuidarlo. Sin embargo, no pasa mucho tiempo antes de que salgan a la superficie las peleas entre los dos, dejando al descubierto una relación envenenada y homicida, más cercana a la locura que a la amistad que parecen tener.
Amigo no cuenta con un gran presupuesto, tampoco le hace falta ya que es una cinta minimalista, pero que en cambio en su aspectos más positivo cuenta con una pareja de protagonista que nos regalan una actuación espectacular. Ellos son los actores Javier Botero y David Pareja que nos traen una relación tan dependiente como la de Omar Sy y François Cluzet en Intocable pero tan mal rollera como la de Kathy Bates y James Caan en Misery. Amigo es un homenaje a la amistad más depravada y oscura llevada a las últimas consecuencias.


Aunque nos faltan algunos datos que la hubieran hecho aún más notable, Amigo nos va introduciendo en una malsana relación y en un torbellino de obsesión que nos mantendrá pegado a la pantalla gracias a su mal rollismo que tiene su clímax en un final perturbador que nos hará comprobar como no hace falta enemigos con esta clase de amigos.

Publicar un comentario

0 Comentarios