Tribus de Europa: El Viejo continente se pone post-apocalíptico y lo hace a lo grande




La ficción alemana está cobrando nuevos adeptos con cada uno de las novedades que nos van llegando, sobre todo a través de Netflix, gracias a títulos bien realizados y que no tienen mucho que envidiar a los "Made in Usa". Los productores de la magnífica Dark, Quirin Berg y Max Wiedemann, aunque no su guionista o director, nos traen la serie post-apocaliptica Tribus de Europa, un nuevo ejemplo en seis episodios que las producciones europeas están cobrando cada vez más peso en las diferentes plataformas.

En 2074, tres hermanos luchan por cambiar el destino de Europa, gobernada ahora por diferentes tribus desde que una catástrofe global fracturara el continente en innumerables microestados enfrentados entre sí.

Con cierto aroma a producciones como Los 4400, aunque mucha más oscura y salvaje, Tribus de Europa consigue arrastramos a su Europa post-apocalíptico desde un principio, con una trama con algunos agujeros pero interesante para el espectador y que, aunque lejano en presupuesto y temática, utiliza algunas de las virtudes de la gran Juego de Tronos. Las diferentes tribus o reinos, sus personajes, el misterioso atalante, el diciembre negro que provocó el cataclismo, todos son elementos que se unen para crear una serie que desde primera hora se cuela por los ojos.




Un grupo de actores perfectamente elegidos, con más que dignos efectos especiales y combates y un mundo complejo pero lo suficientemente interesante son los grandes aspectos positivos de esta producción alemana que se nos queda algo corta y esperemos tengan nuevas entregas, nos hemos quedado con ganas de mucho más.


Publicar un comentario

0 Comentarios