Reseña WINTER WORLD, de Chuck Dixon y Jorge Zaffino (Aleta, 2021)

 


Una reseña de FJ Arcos Serrano

Winter World apareció en los Estados Unidos en tres entregas entre 1987 y 1988, pero su segunda parte, Winter Sea, no había sido publicada hasta su edición recopilatoria en 2015. Hubo un proyecto de hacer de esta saga una trilogía con la incorporación de otro episodio, Winter War, pero quedó truncado por el fallecimiento del dibujante en el 2002.

Chuck Dixon elaboró junto al argentino Jorge Zaffino esta obra maestra que es WinterWorld: una serie de aventuras en un mundo invernal, donde no sabemos qué ocasionó las heladas que convirtieron al planeta en una inmensa planicie nevada. Conoceremos a Scully,  un buscavidas que atravesará estepas heladas enfrentándose por el camino a tribus nómadas y salvajes que no conocen el mundo anterior a las glaciaciones, buscando sobrevivir a toda costa en este mundo inhóspito.

El guión de Chuck Dixon posee dinamismo, en ningún momento decae la acción y apela al lector con sobrios y directos textos explicativos que revelan los pensamientos y dudas de Scully.

El arte de Zaffino en Winter World se disfruta hoy tanto como en 1988. La publicación en blanco y negro potencia muchísimo la labor del dibujante. Su dominio del pincel es excelente, traduciéndose en un salvajismo hipnótico, sobre todo en las escenas de acción. El argentino narra como Dios, aportando vértigo y dinamismo en cada una de sus páginas, regalándonos para nuestro disfrute visual unos paisajes perpetuamente helados que reflejan el prodigio de su técnica.

También hay que mencionar que algunas páginas de la secuela Winter Sea se notan que están dibujadas de manera algo más apresuradas, pero eso no quita que no tengamos igualmente viñetas magistrales ni secuencias de acción que te ponen los pelos de punta.

Creo que con lo anteriormente mencionado, no queda duda de que estamos frente a un narrador distinto, con un conocimiento del dibujo y del medio poco frecuentes y cuyo estilo es perfectamente idóneo para este tipo de historia.

Hay que agradecer a Aleta que se haya decidido a publicar esta obra en castellano y más si es en esta cuidada edición en cartoné que queda de maravilla en la estantería.

Sin lugar a dudas, uno de los cómics más influyentes de los años ochenta.

Publicar un comentario

0 Comentarios