Reseña Seis Cuatro, de Hideo Yokoyama (Salamandra, 2021)


Una reseña de FJ Arcos Serrano

 

En enero de 1989, una niña de siete años fue raptada al norte de Tokio. Los padres nunca llegaron a saber la identidad del secuestrador. Tampoco volvieron a ver a su hija. Nombre en clave del caso: Seis Cuatro.

 

En 2012 Hideo Yokoyama  publicaba su sexta novela, Seis Cuatro, revolucionando el mercado literario, ya que en tan solo una semana consiguió batir todos los récords, vendiendo más de un millón de copias en la primera semana.  

Si esto no fuera suficiente, la opinión de la crítica fue unánime y recibió el galardón a la mejor novela negra del año. Ahora en 2021, por fin, gracias a Ediciones Salamandra, podemos disfrutar de este libro en España.

La novela debe su título a la investigación del secuestro y posterior asesinato de una niña que tuvo lugar durante el año 64 de la era Showa. De ahí que el caso obtuviera el nombre de “Seis Cuatro”.


En el momento en el que da comienzo la novela (catorce años después del suceso y a punto de prescribir) el caso sigue sin resolverse y es cuando entra en escena Yoshinobu Mikami, Jefe de prensa de la Jefatura de Policía de la prefectura D, el cual comienza a indagar y, a medida que va recopilando información, va sumergiéndose en un complejo entramado de secretos e irregularidades, llegando a la conclusión de que algo oscuro enturbia todo el caso.

Hay que advertir que Seis cuatro es una novela de ritmo muy pausado. Comento esto para avisar que no es una lectura apta para todos los gustos, debido principalmente al ritmo comentado y a un exceso de información (aunque ayuda mucho el glosario de nombres al final del libro) que puede que no sean del agrado de todo lector que busque acción trepidante.

Para mí la trama criminal pasa a ser un Mcguffin de libro y lo que verdaderamente cobra importancia son las relaciones entre los separatistas departamentos de Asuntos Administrativos y el de Investigaciones Criminales. El enfrentamiento entre ellos es continuo e inevitable y la atmósfera que se percibe en estas páginas llega a ser asfixiante.

El análisis psicológico que realiza Yokoyama es casi enfermizo, centrándose sobre todo en Mikami, de quien conocemos en todo momento sus emociones, pensamientos y deducciones. Todo ello con una buena dosis de cultura nipona que nos mete de lleno en las características que rodean a los japoneses en sus combates cotidianos.

En definitiva: Seis cuatro es una obra compleja que, pese a su extensión, contiene una narración impecable y sobre todo un tercer acto que nos lleva a un clímax soberbio que merece todo el viaje iniciado.

Publicar un comentario

0 Comentarios