Pasando tema en Paris: Una segura indigestión con esta pasada de fecha comedia francesa de Netflix




La verdad que si analizamos el título de la película, ya deberíamos haber comprendido que Pasando tema en Paris no es que fuera a convertirse en la panacea de las comedias francesas. Es más, su cartel terminará por hacerte dudar de si comenzar o no está comedia ( por decir algo) basado en un canal de Youtube de unos fumetas que se publicó entre 2012 y 2016. Pero si ya has comenzando a verla aclarar que encima está subtitulada y la poca gracia se pierde en dichos subtitulos, pues nada, vosotros veréis, yo solo he avisado.

En París, dos torpes narcotraficantes aprovechan sus conexiones familiares para impulsar su pequeño negocio.

Hubo una época a finales de los 90 y principios de los 2000 que las comedias absurdas, intolerables en la actualidad, y cuya gracia se reducía al culo, caca, pedo, pis, pues estuvieron de moda. Incluso contó con un público que disfrutaba con las demenciales secuelas de Scary Movie, Colega ¿Dónde está mi coche? o Dos Colgaos muy Fumaos. Pensaba que en la actualidad habíamos superado aquellas aberraciones que si bien, por "novedosas", tuvieron su gracia en aquella época pero que ahora pues no tienen sentido. Pues si tuviéramos que encuadrar Pasando Tema en París, pues estaríamos ante este tipo de películas pero en una especie de serie B de aquellas y encima con humor francés.




Y es que no esperábamos nada del título en general, pero es aún peor. Jugando a ser politicamente incorrecta, el título no deja de sorprendernos negativamente durante su metraje y pocas veces conseguirá sacarnos una sonrisa. No soy muy exigente, de verdad os los digo (disfrute con Linterna Verde) pero es que creo que este tipo de producciones no tiene mucho público al que destinarse en la actualidad, y si estoy equivocado pues...no entiendo nada.

Publicar un comentario

0 Comentarios