Ginny y Georgia: Un salvaje y entretenido nuevo descubrimiento en el catálogo de Netflix

Vivimos en un momento en que las diferentes alternativas de ocio que nos ofrece la multitud de plataformas digitales que tenemos contratadas muchas veces nos hacen pasar de un producto a otro sin tan siquiera esperar si una serie nos pueda llegar a gustar con el paso del tiempo. Todo se limita a un primer encontronazo y de ahí derivar en si lo que estamos viendo es digno o no de seguir disfrutándose. Es muy importante en la actualidad buenos primeros episodios de presentación, si puede ser continuado con un buen producto en general. Pues bien, de las mejorcitas presentaciones que nos hemos topado ultimamente es la nueva serie de Netflix: Ginny & Georgia.

En busca de un nuevo comienzo, la adolescente Ginny, y su madre Georgia, se mudan a otra ciudad. Pero los secretos del pasado de Georgia ponen en peligro su intento.

Brianne Howey y Antonia Gentry, madre e hija en el título que nos concierne, son el inicio de una maquinaria bien engrasada para una incorrectamente divertida ficción que desde sus primeros minutos decide apostar fuerte buscando cautivar al espectador gracias a su diversión directa y sin pelos en la lengua, además de aplicar en los sucesivos episodios que iréis devorando un toque de thriller y secretos por descubrir que la hacen todo un dulce para nuestra fiebre serial actual.

Es verdad que la serie vive demasiado de otros títulos como Las Chicas Gilmore o series similares, pero se abre desde un principio con sus virtudes y defectos como un kamikaze dando grandes dosis de lo que será en cada uno de los episodios siguientes, no intenta engañarnos. Resulta satisfactorio ver como aún podemos ver este tipo de producciones originales y algo trasgresora que buscan el entretenimiento con una dinámica bastante apetecible y donde siempre van ocurriendo cosas.

Publicar un comentario

0 Comentarios