Big Sky: Una interesante serie pero que se estropea bastante por todos sus clichés




Desarrollada por ABC y con el gran aliciente de ver a Katheryn Winnick en uno de sus primeros papeles tras ser durante muchos años Lagertha en Vikingos, llega junto con Star los primeros episodios de Big Sky, una curiosa serie que nos deja sentimientos encontrados pero que si va consiguiendo que veamos a Disney+ como una plataforma más completa con toda clase de contenido. Vamos a viajar a Montana y os contamos que nos ha parecido.

La serie sigue la historia de Cassie Dewell, una detective privada que se une a la ex policía Jenny Hoyt para intentar encontrar a dos hermanos que han sido secuestradas por un camionero en una carretera remota de Montana.

Big Sky no me llamaba para nada la atención, pero decidí darle una oportunidad, hacer tabula rasa y probarla sin ningún tipo de prejucios. Sus comienzos son dubitativos, pero con el transcurso de la trama empezamos a cogerle el gusto y ha terminado por engancharnos. La trama promete, el grupo de actores tampoco lo hacen nada mal y el ambiente de Norteamérica profunda aporta algo positivos al desarrollo. Pero......es que a pesar de todo eso aspectos positivos, que no son pocos, Big Sky tropieza varias veces con el mismo problema...es un cliché andante lleno de situaciones que, con un poco que hayamos visto alguna serie del estilo, veremos venir.




Todo en Big Sky nos suena, absolutamente todo, incluso los giros de guión son previsibles y cada una de las tramas que se nos va proponiendo nos suenan bastante. El título no arriesga nada, pero al menos tampoco falla al "copiar" desarrollos ya vistos, por lo que es fácil de disfrutarla y sino buscamos excelencia, pues pasaremos un buen rato en este presumiblemente interesante thriller.



Publicar un comentario

0 Comentarios