AMOR AL CUADRADO: Un triangulo amoroso polaco entre dos que hemos visto mil millones de veces.


 Telefilm polaco de sobremesa que se deja ver pese a lo previsible de su propuesta.

Por lo que se ve, Netflix está sustentando la industria cinematográfica polaca, y es que en serio, jamas habia visto tanto cine de este pais como en el último año. Esta vez la propuesta es una comedia romantica con sabor a pelicula de Antena 3 un sábado por la tarde que nos lleva a una Polonia idílica en el que por lo que se ve es un pais maravilloso llena de gente guapa e interesante y que nada tiene que ver con ese pais gobernado por la ultraderecha religiosa que está recortando derechos como si no hubiera un mañana. Así que si eres capaz de tragarte ese pequeño dato y asumir que lo que vas a ver es ciencia ficción, lo mismo podrás disfrutar esta retahila de estereotipos y tramas que hemos visto mil veces.

Amor al cuadrado nos cuanta la historia de una profesora de primaria que para poder pagar las deudas de su padre con unos prestamistas digamos que poco recomendables (esto si es la Polonia actual) trabaja como supermodelo para la agencia de su cuñado, bajo un pseudónimo y unas lentillas azules y una peluca. Y claro pasa lo que tiene que pasar, un guapo periodista y mujeriego amante de los coches se enamora de la modelo, pero en un azar del destino tambien se enamora de la profesora que ademas, es la maestra de su sobrina de la cual por otra casualidad, esa misma semana se tiene que hacer cargo llevandola al colegio y realizando tareas extraescolares.


Empezaremos diciendo que una vez mas toda la trama depende de la manía de los creadores de cine de ver la diferencia entre la belleza y la fealdad en el hecho de ponerse unas gafas y una coleta. Por cierto Adriana Chlebicka que es la actriz protagonista, curiosamente está infinitamente mas bella como profesora "fea" que como modelo internacional. A parte de eso todo en la trama de la pelicula es previsible y está mas que visto y asumido, los equivocos, los momentos en el que casi la pillan y sobre todo un final que es de una vergüencita ajena solo equiparable a cuando tu madre te decía ven a bailar conmigo en la boda del tio Jose Luis. 

A parte de eso, pues es un telefilme en todo, en trama, en actuaciones, en direccion, en diseño de produccion, y probablemente si eres polaco algunos de los chistes te harán gracia, pero evidentemente se quedan perdidos en la traducción. Por lo demas pues perfecta para dormir la siesta en pareja y poco mas.

Publicar un comentario

0 Comentarios