IT´S A SIN: El nuevo drama de Russell T. Davis sobre los primeros años del SIDA en Inglaterra


 Russell T. Davis nos vuelve a deslumbrar con otro producto que mezcla costumbrismo y tragedia.


La anterior propuesta del creador británico Russell T. Davis, dejó a todo el mundo con el cuerpo cortado, se trataba de la simplemente genial Years and Years, por eso todo el mundo estaba esperando su nueva serie para Channel 4 que en España podemos ver desde esta semana en HBO. Su nombre es It´s a sin y es un viaje al Londres Gay de 1981 en el que el SIDA comenzaba a manifestarse llevándose a la gente sin explicación.

Este primer episodio que hemos podido ver este fin de semana, es claramente un capítulo de introducción de los personajes principales, y es en lo que ocupan la gran parte del tiempo. La llegada a la ciudad de dos jóvenes de interior y como se lanzan a un mundo un poco desfasado como el del ambiente a finales de los setenta y principios de los ochenta. Los cuatro protagonistas, tres chicos y una chica comienzan a disfrutar de su nueva libertad y sexualidad ajenos a todo lo que se está empezando a adentrar en la comunidad. 


Lo que vemos en pantalla es demoledor, porque sabiendo lo que sabemos, Russell nos muestra todas las fiestas, las relaciones sexuales sin control, incluso una broma sobre los preservativos, de tal manera de que estamos viendo a gente feliz en pantalla pero el cuerpo lo tenemos en constante tensión porque sabemos que va a ocurrir y entonces nos presentan al personaje de Neil Patrick Harris. Un profesional, gay, con pareja estable y una vida "ordenada", rondando los cincuenta y un personaje con el que es imposible no empatizar y que toma el lugar de mentor de uno de los protagonistas recién llegado a Londres, y ahí es donde introduce el SIDA. Una manera de decir, a cualquier le podía pillar y la serie comienza a destrozarte mas, simplemente una genialidad.

Un producto duro, como ya lo fue Years and Years, excelentemente rodado, y con una producción muy cuidada. En cuanto al grupo actoral principal, están correctos pero claro es que lo comparamos con esa bestia parda que es Patrick Harris, y claro eso se nota. Un viaje duro y sin nostalgia alguna a lo que de verdad fueron los ochenta, el fin de la inocencia para muchos. 

Publicar un comentario

0 Comentarios