3 Caminos: Un precioso homenaje al Camino de Santiago pero que naufraga en todo lo demás




Tras El Cid, el siguiente producto patrio en llegar a Prime Video ha sido 3 Caminos, uno de los títulos más esperados este mes de enero en los estrenos del catálogo de la plataforma de Amazon, y que utiliza el gancho del Camino de Santiago como una de sus grandes bazas pero que solo sirve como homenaje a tan bonita experiencia, porque no consigue convencer en otros aspectos y que termina por convertirse en una más dentro del amplio catálogo de Prime Video. Una pena de la que ahora os daremos más detalles.

Serie que narra la vida de cinco amigos de diferentes nacionalidades unidos por el Camino de Santiago a lo largo de tres épocas distintas, el año 2000, el 2006 y el 2021. Mezcla de drama y comedia, la historia explora la relación entre cinco amigos de cinco nacionalidades distintas en tres momentos puntuales de sus vidas. El paso del tiempo va desmontando sus sueños, tejiendo y destejiendo parejas y amistades y transformando la personalidad de los cinco. Tres años diferentes, tres caminos, tres etapas de la vida, muchos problemas, tensiones y conflictos del mundo ordinario que se juegan en el tablero espiritual y material de El Camino de Santiago. El Camino actúa de catalizador y excusa para reunirlos en cada una de las épocas en las que nos asomamos a sus vidas. Les acompañan historias llenas de emociones, amistades, coraje, pero también decepciones, miedo y perdón. Reflexiones sobre la existencia, abordando temas tan complejos como el paso del tiempo, el final del amor cuando se desgasta y mueren los sueños, y el miedo a envejecer.
Aunque la belleza del Camino de Santiago es suficiente para merecer una serie homenaje como es 3 Caminos, la experiencia, con unas vistas espectaculares, termina ensuciandose por el desarrollo de sus protagonistas que, en diferentes saltos temporales para comprender su historia, no terminan de cuajar en su desarrollo personal y terminan por ser un lastre muy pesadoo y que no aporta absolutamente nada.




Ni Álex González, Verónica Echegui, Anna Schimrigk, Andrea Bosca y Alberto Jo Lee consiguen hacer que sus personajes, con universos y nacionalidades tan diferentes, sean interesante para el espectador y terminan difuminándose entre increíbles paisajes y la magia de un camino, que este si, merece la pena ser vivido.

Publicar un comentario

0 Comentarios