SUPERNIÑOS: Robert Rodriguez vuelve por navidad a su particular cine infantil que suena a Power Rangers.


 Secuela o Spin off de Sharkboy y Lavagirl, llega a Netflix Superniños, un divertido e imaginativo entretenimiento familiar.


Cuando conocimos a Robert Rodriguez hace ya un porrón de años, nos sorprendía que con 7000 dólares, hubiera rodado esa pasada independiente llamada El Mariachi, esto hizo que el propio Tarantino se fijara en el y le acogiera entre sus brazos, de esa unión salieron productos como la magnífica Abierto hasta el Amanecer o la delirante Planet Terror.

Pero hace ya 20 años, un día Rodríguez se despertó por la mañana y decidió que era una buena idea hacer una película infantil en la que saliera Antonio Banderas, Carla Gugino y el majestuoso Danny Trejo, la tituló SpyKids y se convirtió en un éxito infantil en todo el mundo. Con héroes de acción latinos y con un montón de inclusión racial, antes de que los estudios se obsesionaran con el tema. 


Las películas infantiles de Rodríguez podrían considerarse en si mismas un género, y en esta Superniños rescata, aunque de manera testimonial a sus Sharkboy y Lavagirl en una historia en el que los mayores superheroes de la tierra son apresados por una raza extraterrestre y solo los hijos de estos podrán salvarnos de la invasión y rescatar a sus padres.

El origen de estas cintas infantiles del director Texano es claramente los seriales tipo Power Rangers de su infancia, y los adapta con gran calidad pero sin evitar el cutrismo que les caracterizaba, convirtiendo a esta Superniños en un entretenimiento maravilloso para los peques, con golpes muy graciosos, y en un carro nostálgico que funciona muy bien para los padres. Personalmente me lo he pasado pipa con esta película que además viene con reparto de amiguetes de lujo. 


Pedro Pascal, Priyanka Chopra, y hasta el propio Christian Slater realizan cameos en esta película en la que prácticamente todo esta hecho por Rodriguez y su familia, ya que la banda sonora es de Rebel Rodriguez y la producción es de Racer Rodriguez, que con ocho años ya figuraba acreditado como coguionista de Sharkboy y Lavagirl, hijos del director, lo demás como casi siempre lo hace todo el padre, fotografía, dirección, guion, etc....

Un entretenimiento familiar de diez, de esas películas que puedes ver sin miedo junto a toda la familia y que en sus 90 minutos no deja ni un respiro al espectador, y hasta tiene sorpresa final. Así que parece que Netflix podría tener nueva franquicia para las navidades.

Publicar un comentario

0 Comentarios