Reseña El paciente, de Juan Gómez Jurado (Ediciones B, 2020)




Una reseña de FJ Arcos Serrano


Un cirujano enfrentado a una decisión imposible.

63 horas que pueden cambiar el destino de millones de personas.

¿Hasta dónde serías capaz de llegar para salvar a quien más amas?


Volvemos a Juan Gómez Jurado y en esta ocasión os presento El paciente, quinta novela del escritor y la que enlaza de manera tangencial con su última trilogía. Aprovechando que Ediciones B la ha vuelto a publicar en una bonita edición os dejo por aquí mis impresiones sobre el libro.

El planteamiento no podría ser más atrayente: Uno de los mejores neurocirujanos recibe un encargo de vital importancia: Operar al presidente de los Estados Unidos de un tumor cerebral. La operación, sin embargo, tendrá una dificultad añadida e inesperada: Un siniestro personaje (a algunos de vosotros os sonará de algo…) ha secuestrado a su hija y que le asegura que sólo podrá volver a estar con ella en caso de que dicho paciente muera en la mesa de operaciones.

La novela transcurre en un período de tiempo limitado, ya que toda la trama se desarrolla durante las 63 horas que preceden a la operación del Paciente, siendo el propio Doctor Evans el que nos va relatando a través del diario que escribe.

Nos encontramos con todos los elementos habituales en esta clase de novelas: Un tempo de infarto, giros en la trama, infinidad de sorpresas y diálogos afilados como cuchillas, que van directos al grano. A esto hay que sumarle el gran trabajo de documentación que tiene, sobre todo en los aspectos médicos e igualmente con respecto al país donde sucede toda la acción.

Como lectores empatizamos desde un primer momento con el médico, ya que el escritor consigue radiografiarlo a la perfección, hablándonos de la vida pasada de Evans, de cómo es la relación con su hija y con su problemática familia política, de la tragedia que ha tenido que vivir, de cómo piensa y de cómo es su relación con su gran pasión: la cirugía.  

No podemos olvidar a los secundarios. Unos personajes muy definidos, muy de carne y hueso, con sus miedos, sus fallos y sus virtudes…y hasta cotas inimaginables de maldad en algunos de ellos.

En definitiva: Estamos ante esa clase de libros que, una vez empiezas a leerlos, resulta ya muy difícil parar; decir también que esta novela es el resultado de un trabajo hercúleo (la novela llegó a ser reescrita hasta en cuatro ocasiones) y que llegó a costarle al autor su propia salud, enfermando en el tramo final del proyecto.


El Paciente es una novela con muchos ingredientes: es trepidante, adictiva de principio a fin, con una intriga que se mantiene atrapado a sus páginas en todo momento y que nos hace plantearnos muchas cosas; si a esto le sumas continuos giros, un final increíble y unos personajes muy bien construidos y reales…lo tiene todo para ser caballo ganador. 

Publicar un comentario

0 Comentarios