Palm Springs: Otra película de bucles temporales para incondicionales de la fórmula.


 El día de la marmota pero en una boda en verano.


Vale que lo primero que tengo que decir de Palm Springs es que original, lo que se dice original, esta película no es mucho. Estamos antes otra historia de bucle temporal en el que los protagonistas reviven una y otra vez los sucesos del mismo día desde hasta que se duermen o mueren. En este caso no es un eterno invierno, sino un eterno día de verano. Concretamente uno de los peores días en el que te puedes quedar atrapado... el día de una boda a la que te han invitado.

Pero sin embargo aquí hay algo diferente que es precisamente el punto de partida de la película y lo que hace que nos quedemos una vez mas a ver como se consigue salir de ese bucle. Porque sí, como en Atrapado en el Tiempo estamos ante una comedia romántica protagonizada por Andy Samberg el protagonista de Brooklyn Nine-Nine y Cristin Milioti que bueno, es la madre de Como conocí a vuestra madre, aunque en esta ocasión son dos personas los que están en el bucle y lo mas importante, no han entrado al mismo tiempo. Cuando Sarah, el personaje de Milioti entra en el bucle el protagonista masculino lleva en su interior probablemente algunos cientos de años o quizás mas, ya que  en esta ocasión está ya en la fase de pasar de todo y dejarse llevar.



La película es divertida, y se pasa rápido, además sale JK Simons subiendo el tono de la misma en cada ocasión en el que la película empieza a perder ritmo. Es como si el director dijera, esto empieza a aburrir, mete a Simons que lo arregle. Pero el punto principal que hace que la cinta funcione es precisamente la química entre los actores protagonistas que hace que te enamores de ellos mas que ellos entre si.

Una divertida película para pasar un rato muy majo y que llegará el próximo enero al streaming en España tras su exitoso paso por Hulu en Estados Unidos. 

Publicar un comentario

0 Comentarios