LA MADRE DEL BLUES: Un viaje a la edad de oro del blues con un Chadwick Boseman de impresión.


 La adaptación de la obra teatral de George C. Wolf , no ha decepcionado en absoluto.

Si quieres saber que es el blues, por que ese estilo de música fue tan importante para los afroamericanos a principios del pasado siglo y como una serie de músicos se convirtieron en tremendamente populares en todo el país, La Madre del Blues es un relato muy realista de aquellos ambientes de la Chicago de los años 20.

La película nos cuenta de manera ficcionada, el día de grabación de la histórica canción Ma Rainey´s Black Button, algo así como "El culazo negro de Ma Rainey". Como podéis imaginar al ser una adaptación de una obra de teatro es que todo ocurre aproximadamente en dos localizaciones y en dos actos claramente diferenciados. Por un lado la sala de ensayo donde los músicos a sueldo se preparaban para unas grabaciones que tenían que salir a la primera, y el segundo acto que sucede en la sala de grabación. 


Durante la primera parte de la película Ma Rainey, la cantante a la que da vida Viola Davis, es solo un nombre temido y respetado a partes iguales por lo que significa y ha significado no solo para la música sino para el orgullo de los afroamericanos. Los músicos, todos virtuosos están en el sótano, ensayando los temas e interactuando. Conocemos las vidas de todos ellos sobre todo conocemos a Levee interpretado por el difunto Chadwick Boseman en una interpretación que probablemente le lleve a las nominaciones de los premios. El representa al aire fresco de la música, un sonido que está avanzando desde el blues al swing. Esta parte tiene momentazos como la historia de la familia Levee que con solo eso ya merece la pena ver la película.

Pero donde la película explota es cuando una imponente Viola Davis toma el mando en todos los sentidos, de la película, de la grabación y de la interpretación. Esta mujer es algo tremendo, se mimetiza con Ma Rainey hasta tal punto que no encuentras a la actriz ni siquiera en su aspecto físico. 

Estamos ante una grandísima película que suena a Blues y que huele a sudor, una historia que te atrapara por su dureza y otro candidato mas a los Oscar de este próximo año que viene desde la plataforma. Y por supuesto la última gran actuación de Boseman antes de su fallecimiento.

Publicar un comentario

0 Comentarios