Detention: El terror como excusa para una lección histórica



El terror asiático está un poco de capa caída aunque parece reflotar últimamente con la serie de Ju-On y Detention, una nueva serie taiwanesa que irá estrenando episodios en Netflix cada semana y que bajo la apariencia de una serie oscura y llena de fantasmas y espíritus, nos sirve una lección de historia sobre la opresión que Taiwán por China durante la época conocida como el terror blanco. La serie está basada en un videojuego que se centra en los años 60 y donde se nos invita a explorar el edificio, escapando de las criaturas y resolviendo puzles.

Ambientada en Taiwan durante la década de los años 60, durante una época conocida como el "terror blanco", unos estudiantes quedan atrapados en el instituto de Greenwood, ubicado en una remota zona montañosa. El lugar parece cambiar a marchas forzadas ante la presencia de criaturas malignas conocidas como los "merodeadores". Mientras se esconden de estas criaturas, los muchachos se ven obligados a descubrir el oscuro pasado que esconde este centro docente encantado. Todo comienza en 1962, durante el período de ley marcial. Fang Ray Shin, una estudiante de Greenwood High School asiste a clases con el maestro Sr. Chang, y poco a poco se enamoran. Es un período peligroso donde se prohibieron los libros sensibles y se restringió la libertad de expresión, pero el Sr. Chang organiza en secreto un grupo de estudio para libros prohibidos, junto con la maestra Yin y el estudiante Wei Chong Ting.

Con una fotografía excelente que suple perfectamente el bajo presupuesto y escasos recursos de esta colaboración entre Netflix y Televisión Pública independiente de Taiwán, Detention es una crítica a una época de terror que duró muchísimos años y donde Taiwán sufrió bajo el yugo chino. Para ello nos trae una historia de terror clásica, efectiva y que sirve para atraer a un espectador que de otra manera se hubiera quedado fuera de la historia.



Unas buenas actuaciones hacen que consiga engancharte a un historia llena de flashbacks y sorpresas y, sobre todo, rabia a un tiempo pasado que es el verdadero leit motiv de la serie. Es verdad que hay momentos que nos recuerda a tiempos pasados, de otra época de hacer series, y de demasiado momentos melodramáticos, pero su mezcla entre terror e historia y sobre todo la innata curiosidad del ser humano la convierte en algo diferente, esperando ser descubierto.


Publicar un comentario

0 Comentarios