Crítica a 'Mank': Obra Maestra de David Fincher, homenaje a la época dorada de Hollywood, al proceso creativo, y a Ciudadano Kane.




“Ciudadano Kane es posiblemente la película más importante de la historia del cine, por dos razones, consolidó el leguaje cinematográfico que había hasta 1941 y abrió nuevos caminos en áreas tales como la profundidad de foco, la complejidad en el sonido y la estructura narrativa. La otra razón es que se demostró la teoría de autor, veinticinco años antes de que se definiera, era sencillamente, una película de Orson Welles”
< Roger Ebert: Chicago Sun-Times >

No son muchos los realizadores en el panorama actual, que sean verdaderamente capaces de mostrar una mirada cinéfila contundente, entre ellos, el norteamericano David Fincher, ha sido el que posiblemente ha sabido moverse mejor, junto a Christopher Nolan, desde el espectro de lo comercial, completando una filmografía plagada de películas generalmente notables, que le convierten en uno de los nombres indiscutibles a seguir, dentro del panorama fílmico de las últimas décadas.

Bajo el mecenazgo de Netflix, y con guión original escrito a principios de siglo por Jack Fincher, padre del realizador, antes de fallecer en 2003, 'Mank' es un biopic centrado en la figura de Herman Mankiewicz, hermano del mítico realizador Joseph Leo Mankiewicz, y coguionista, junto a Orson Welles, de 'Ciudadano Kane' (1941), obra magna del cine clásico, prodigiosa en lo técnico y lo narrativo, que cuenta entre luces y sombras la historia de Charles Foster Kane, alter ego del magnate William Randolph Hearst.

Consciente de la envergadura que supone acercarse a un título tan icónico, que denunciaba como pocos la manipulación del poder, y la importancia de los medios de comunicación, Fincher aprovecha para golpear con rabia la tiranía de los grandes estudios, algo que a Netflix también le sirve como venganza,  centrado a su vez en el proceso creativo, a mayor gloria del oficio de guionista, dejando que la historia se muestre deconstruida, como en Kane, respetando los títulos tipográficos, casi todos flashbacks, que componen el particular guión escrito por su padre.

Sin atisbos de nostalgia, la manipulación expuesta en el proceso, sirve para extrapolar las semejanzas con la actualidad, nueve décadas después de una época social y política tan convulsa, con fascismo y comunismo tomando posiciones, vivimos una extraña regresión, en un momento presente, donde los medios de comunicación se distinguen más bien por la desinformación.

Del reparto, domina sobre un buen tono general, el excelente trabajo de Gary Oldman como Herman Mankiewicz, un idealista ingenioso y autodestructivo, rodeado en los años 30, como guionista de la Metro, por celebridades de la talla del propio Louis B. Mayer, o Irving G. Thalberg, los pesos pesados de la MGM, los compañeros de profesión, su relación con su hermano Joseph Leo, con el propio Hearst, las referencias a escritores como Scott Fitzgerald o Upton Sinclair, y por supuesto, sus conversaciones y sus luchas de ego con Orson Welles, perpetrando esa obra maestra contracorriente de La RKO, que tras la tormenta del boicot, obtuvo un merecido éxito, Oscar al mejor guión original incluido.

El los apartados técnicos, destaca el trabajo de fotografía en B/N, indispensable para culminar la forma estética del homenaje que promueve, bien apoyado en una puesta en escena muy bien calibrada, que contempla un montaje clásico de fundidos a negro, y la presencia de esos topos en la imagen, exagerados para recuperar la esencia de un estilo pretérito de hacer cine.

Finalmente, 'Mank' supone un paso de gigante para que Fincher, pueda portar definitivamente la codiciada etiqueta de autor, su prodigioso ejercicio de metacine es de lo mejor rodado en mucho tiempo, cierto que es un film que requiere de cierto conocimiento previo, los profanos quizá encontraran su tránsito como insufrible, pero la sensación de estar ante un manjar, elaborado para una minoría de aficionados al Séptimo Arte, plantea una última reflexión, la de estar sencillamente, y como diría Roger Ebert, ante una película de Jack y David Fincher.




Publicar un comentario

0 Comentarios