Cielo de Medianoche: Un quiero y no puedo con George Clooney como gran referente




El cine actual, vamos el de 2020, tiene un problema, se acabaron los grandes blockbusters y casi todas las cintas se mueven en una medianía que hace que películas que aspiran a más se queden en el camino. Cielo de Medianoche, la nueva película post-apocalíptica de Netflix recuerda mucho a aquella cinta zombie de nombre Cargo con otro transfondo, pero a diferencia de aquella, aquí la cinta aspira a algo más que desgraciadamente no alcanza.
Augustine (George Clooney) es un científico solitario en el Ártico que trata de contactar con una nave espacial que intenta regresar a la Tierra. Augustine quiere impedir que Sully (Felicity Jones) y sus compañeros astronautas regresen a su hogar, donde se ha producido una misteriosa catástrofe global


A veces una presumible buena historia con un reparto de altura, en este caso con George Clooney, Felicito Jones, Kyle Chandler o David Oyelowo (además de la impresionante actuación de la jovencísima Caoilinn Springall) no basta para llegar a los espectadores. Cielo de Medianoche es una película pulcra, con unos planos impresionante y una factura técnica digna de mención, pero como os he comentado antes se queda a medio camino de ser algo más, tal vez limitada por el presupuesto o por la poca ambición de su realizador, pero la cinta dirigida también por George Clooney es un casi, pero se queda corta.




Esta historia desarrollada en dos lugares tan distantes como una Tierra casi despoblada por una catástrofe global y una expedición espacial tiene momentos muy buenos, no lo vamos a negar, pero también otros muchos aburridos, sobre todo los espaciales y son tan abruptos los saltos entre uno y otro que termina por sacarnos de la película.

Un buen intento por parte de George Clooney de afianzarse como director pero que todavía tiene que ser pulido en muchos aspectos. Esperemos nuevas aventuras.



Publicar un comentario

0 Comentarios