Break: Amor, baile y ninguna sorpresa




En un fin de semana lleno de nuevos estrenos Netflix ha estrenado en nuestro país Break, una cinta clásica de baile chico/chica con problemas centrada en el mundo undergroubd y del Break Dance. Dirigido por Marc Fouchard y protagonizada por Sabrina Ouazani y  Kevin Mischel, hoy os contamos que nos ha parecido.

Después de un grave accidente, Lucie teme ver roto el sueño de su vida: convertirse en bailarina. Se va de un barrio bueno a las afueras en busca del padre que nunca ha conocido. Allí conoce a Vincent, un ex bailarín que extrañamente ha sacrificado su pasión. Empujado por Malik, su cómplice de siempre, accede a entrenarla y le hace descubrir un nuevo estilo de baile, el break. Viniendo de dos mundos diferentes, Lucie y Vincent participarán en un dueto apasionado de baile y sentimientos.


Sin sorpresas en el frente, después de ver el trailer de esta cinta de baile con jovenzuelos, no hay nada que se salga del guión: historia de amor, problemas en la vida de ambos, bailes y poco más para una cinta que sigue a pie puntilla los cánones de este tipo de películas sin salirse mucho del tiesto y con un presupuesto bastante ajustado.

Break resulta un buen homenaje al mundo del break dance, aquí mezclado con la música clásica, con una selección de temas bastante acertada aunque con algunos de los momentos de baile muy desaliñados.




Un título destinado para todos aquellos que disfrutan de títulos similares aunque sin duda, y sin dejar de ser entretenida, un escalón por debajo de otros títulos.


Publicar un comentario

0 Comentarios